La vicepresidenta española y Cristina Fernández analizaron la relación entre la UE y Mercosur

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, ha estado este fin de semana de visita oficial en Argentina, para analizar, entre otras cosas, las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Latinoamérica. El próximo año 2010 Cristina Fernández como presidenta del Mercosur coincidirá con la llegada de España a la presidencia de turno de Europa. La vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, ha estado este fin de semana de visita oficial en Argentina, para analizar, entre otras cosas, las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Latinoamérica. El próximo año 2010 Cristina Fernández como presidenta del Mercosur coincidirá con la llegada de España a la presidencia de turno de Europa.

Aunque ha trascendido poco de lo que trataron si se sabe que uno de los pactos entre ambos países ha sido el compromiso de España de limitar el rechazo de argentinos en el aeropuerto de Barajas.

Entre enero y agosto de este año, más de 750 fueron rechazados en el control de pasaportes del aeropuerto de Barajas. La cifra no ha parado de crecer, ya que mientras en 2007 fueron devueltos 600, el año pasado ya fueron 1.100. El coflicto por los pasajeros rechazados en España provocó las quejas del Gobierno de Cristina.

De la Vega ha asegurado que este encuentro es una oportunidad extraordinariamente importante para relanzar las relaciones Iberoamérica-Unión Europea, porque confluyen intereses de países y regiones como nunca se había producido. Además, ha indicado que es un buen momento cerrar el acuerdo pendiente entre Europa y América Latina.

Además, en algunos ambientes de Buenos Aires se dice que la diplomacia española va a esforzarse especialmente cuando llegue la presidencia de turno de la Unión Europea en cerrar todos los acuerdos pendientes con América Latina, sobre todo los comerciales.

De hecho, los rumores apuntan a que desde España se veía con mucha facilidad llegar a un pacto con el Mercusor, por los conflictos de Cristina Fernández con el sector agroalimentario, aunque esto se ha complicado porque la presidenta argentina ha decidido ahora defender los intereses del campo, con el que tantos problemas ha tenido durante su mandato.

Los empresarios agroalimentarios, reclaman al Gobierno de Cristina Fernández la suspensión del aumento de los aranceles a los granos exportados, que fue lo que hizo detonar el conflicto, en marzo de 2008. Con ello buscan que las alícuotas a las exportaciones del agro vuelvan a quedar en la órbita de decisión del Congreso.

El Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, con Venezuela en proceso de adhesión plena, negocia desde hace diez años con la UE este acuerdo, que abarca un capítulo político, otro de cooperación, prácticamente acordado, y un tercero económico-comercial.

Mientras Mercosur aspira a ampliar el acceso de sus productos agrícolas al proteccionista mercado europeo, los Veintisiete quieren mejores condiciones para las exportaciones de sus productos industriales y sus empresas de servicios con intereses en Sudamérica.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA