La polémica sobre el hermano de Humala no da tregua, Alexis negoció la venta de armas en su viaje a Rusia, según La República

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La visita de Alexis, hermano menor del presidente electo de Perú, Ollanta Humala, sigue trayendo cola. El pequeño de la familia del nacionalista también habló de armas en su reunión con los rusos, según ha recogido el diario local La República. Al parecer, en el encuentro, donde Alexis se citó con autoridades del Ministerio de Defensa y con la empresa de armamentos Rosoboronexport, se estuvo evaluando la venta de tanques, un sistema de artillería y helicópteros de transporte y de guerra para Perú. La visita de Alexis, hermano menor del presidente electo de Perú, Ollanta Humala, sigue trayendo cola. El pequeño de la familia del nacionalista también habló de armas en su reunión con los rusos, según ha recogido el diario local La República. Al parecer, en el encuentro, donde Alexis se citó con autoridades del Ministerio de Defensa y con la empresa de armamentos Rosoboronexport, se estuvo evaluando la venta de tanques, un sistema de artillería y helicópteros de transporte y de guerra para Perú.

Estos encuentros han constituido el revés más fuerte desde que Humala empezó su mandato como presidente electo. Hasta el único medio, La República, que no había atacado al político durante su campaña, se le ha rebelado.

Alexis no se dejó ningún tema pendiente por abordar en la visita que realizó a altos funcionarios de la administración rusa y de la empresa energética Gazprom de ese país, en supuesta representación del futuro Gobierno peruano. Gas, pesca, inversión turística, minería, energía nuclear y, el último en discordia, armas. Al parecer, en el caso de Rosoboronexport se citó con el funcionario Alexander Cheusov, un personaje conocido en Perú, ya que fue el representante en Lima de la mencionada compañía del Estado ruso entre fines del gobierno de Alejandro Toledo e inicios de la gestión de Alan García.

Mientras la polémica familiar parece no llegar a su fin, el presidente electo no sabe cómo salir de esta situación. Algunos dicen que el equipo de Gana Perú habría intentado desviar la atención publicando un informe en el que ha atacado la gestión económica del mandato de Alan García, acusándole de provocar una desaceleración en el desarrollo financiero del país.

El político nacionalista no ha seguido una buena estrategia ante tal escándalo que lo está desacreditando entre la población peruana. Humala tardó demasiado en reaccionar y cuando lo hizo no respondió personalmente a la prensa, lo que ha prolongado los efectos del incidente. El presidente electo, tras seis días desde que se supo de las reuniones de su hermano con el canciller ruso y empresarios de ese país, declaró sobre el tema brevemente. Afirmó que si las sanciones son necesarias, las impondrá a su hermano.

La oposición no ha tardado en sacar partido. La líder de Fuerza 2011, Keiko Fujimori, se ha lamentado de que no esté dando la cara ante la discusión de su hermano, que ha calificado como un tema de Estado. Asimismo, la hija del preso Alberto Fuimori, ha afirmado que debe hacerse una investigación y en el caso de merecerlo, deben haber sanciones. Y es que ni la tormenta financiera que sacudió el país horas después de que el nacionalista ganara las presidenciales le habría causado una polémica como ésta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA