La oposición colombiana pide que se juzgue a Uribe tras la sentencia a Noguera

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Corte Suprema de Justicia colombiana ha condenado a Jorge Noguera, ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) durante el mandato de Álvaro Uribe, a 25 años de cárcel por permitir la infiltración de miembros paramilitares en la organización de inteligencia que presidía y por la persecución a sindicalistas. La condena ha hecho que miembros de la oposición colombiana reclamen que Uribe sea investigado también para dirimir si tenía conocimiento de las acciones de su subordinado. La Corte Suprema de Justicia colombiana ha condenado a Jorge Noguera, ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) durante el mandato de Álvaro Uribe, a 25 años de cárcel por permitir la infiltración de miembros paramilitares en la organización de inteligencia que presidía y por la persecución a sindicalistas. La condena ha hecho que miembros de la oposición colombiana reclamen que Uribe sea investigado también para dirimir si tenía conocimiento de las acciones de su subordinado.

El ex presidente se ha apresurado a distanciarse de Noguera, del que era amigo cercano. A través de su cuenta de Twitter, Uribe ha señalado que “Nombré a JorgeNoguera por su hoja de vida y su familia, he confiado en él, si hubiera delinquido me duele y ofrezco disculpas a la ciudadanía”. Unas disculpas que no le han eximido de que opositores y víctimas de los grupos de autodefensa del país, que se vieron favorecidos por Noguera, reclamen que sea sentado en el banquillo también.

Noguera ha sido declarado culpable de “concierto para delinquir agravado y uso ilegal de información privilegiada”, y además de haber participado en la desaparición de sindicalistas, unos crímenes que han sido penados por la Corte Suprema con 25 años de cárcel. Noguera también se enfrenta a un proceso penal por su responsabilidad en las “chuzadas”, una serie de escuchas ilegales.

Precisamente de ese delito han sido acusados otros dos estrechos colaboradores de Uribe, María del Pilar Hurtado y Bernando Moreno, ex jefa de inteligencia y exsecretario general de la Presidencia del país. «Para la fiscalía sí es gravísimo lo que los elementos probatorios nos muestran de la participación en un concierto para delinquir con el ánimo de desprestigiar a la Corte, a algunos congresistas y periodistas», ha declarado la fiscal del caso, Viviane Morales. Unas acciones legales que colocan a Uribe en una posición delicada ante la opinión pública colombiana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA