La onda expansiva de la expropiación de YPF golpea a Itau y Credit Suisse

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las posibilidades de que el Grupo Petersen, propiedad de la familia Eskenazi, sea incapaz de hacer frente al próximo vencimiento de los créditos que suscribió para comprar a Repsol un 25% de YPF no sólo amenazan a la petrolera. Las pérdidas pueden extenderse a Itau y Crédit Suisse entre otros. Las posibilidades de que el Grupo Petersen, propiedad de la familia Eskenazi, sea incapaz de hacer frente al próximo vencimiento de los créditos que suscribió para comprarle a Repsol un 25% de YPF no sólo amenazan a la petrolera española. También puede ocasionar pérdidas a un grupo de bancos liderados por el brasileño Itau y por Crédit Suisse.

Las dos entidades participaron en la concesión de dos créditos sindicados por valor de 1.700 millones de dólares, una cantidad similar a la que puso la petrolera española, para que el grupo argentino consiguiera una participación de la compañía del país austral en una operación diseñada y dirigida por Néstor Kirchner.

Los Eskenazi se encuentran, de momento, al corriente de pago, pero dependen de los dividendos de YPF para hacer frente a estas obligaciones. Si la política de retribución a los accionistas cambia no podrán pagar.

El problema complica un tanto el rompecabezas que han de armar los nuevos gestores de la compañía argentina, Axel Kicillof y Julio de Vido. Según algunas fuentes consultadas por la agencia Dow Jones, desde el Gobierno de Cristina F. de Kirchner se habrían dado ‘indicaciones’ a los Eskenazi para que intentaran encontrar un comprador a toda prisa que se hiciera cargo de su 25% de YPF.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA