La OCDE recomienda a México reducir su dependencia del petróleo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

México depende demasiado del petróleo y debería poner en marcha una reforma del sistema fiscal que lo haga más eficiente y adaptado a los nuevos tiempos. Ésas son las conclusiones de un informe publicado por la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Según el organismo internacional, los ingresos que recibe México del petróleo, casi la tercera parte de su recaudación global, son «altamente volátiles» por los bruscos cambios de los precios del oro negro, lo que debilita la economía del Estado centroamericano. México depende demasiado del petróleo y debería poner en marcha una reforma del sistema fiscal que lo haga más eficiente y adaptado a los nuevos tiempos. Ésas son las conclusiones de un informe publicado por la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Según el organismo internacional, los ingresos que recibe México del petróleo, casi la tercera parte de su recaudación global, son «altamente volátiles» por los bruscos cambios de los precios del oro negro, lo que debilita la economía del Estado centroamericano.

La OCDE es categórica al respecto. «De ahí la importancia de emprender reformas orientadas a contar con mejores herramientas para amortiguar fluctuaciones fiscales, aumentar la recaudación no petrolera y mejorar la eficiencia del gasto gubernamental», señala la institución.

El informe también se hace eco de la buena marcha de la economía mexicana y mejora la previsión de la OCDE de crecimiento para México de un 3,5% a un 4,4% en 2011. Sin embargo, señala que es necesario que el gobierno de Felipe Calderón «ponga en marcha sus planes para reducir el déficit presupuestario aún más por medio del control del gasto», y que desarrolle inversiones «que fomenten el crecimiento y políticas sociales para acercarse a los estándares de vida promedio de la OCDE y reducir la pobreza».

Con una reforma fiscal México podría enfrentarse con mayor solvencia a crisis futuras, ya que tendría más libertad para operar que en la actualidad, ya que ahora mismo una tercera parte de sus ingresos depende del petróleo. El objetivo final, según la OCDE: «un sistema impositivo más eficiente y con una mayor independencia de los ingresos petroleros».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA