La izquierda peruana obliga a Humala a parar el proyecto minero de Cajamarca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presión ejercida por el Gobierno regional de Cajamarca, gobernado por el partido izquierdista del Movimiento de Afirmación Social (MAS), para que se paralizara el proyecto minero de Conga en la urbe peruana, ha dado sus frutos y el presidente del país, Ollanta Humala, ha decidido paralizarlo. La presión ejercida por el Gobierno regional de Cajamarca, gobernado por el partido izquierdista del Movimiento de Afirmación Social (MAS), para que se paralizara el proyecto minero de Conga en la urbe peruana, ha dado sus frutos y el presidente del país, Ollanta Humala, ha decidido paralizarlo.

La minera Yanacocha, encargada del proyecto, ha anunciado que por petición expresa del Estado han decidido poner fin por el momento a Conga. Con esta decisión la compañía ha expresado su deseo de que se restablezca la tranquilidad y la paz social en Cajamarca.

El presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, ha explicado que en aras de garantizar que la compañía vaya a cumplir sus compromisos con Humala, se va a solicitar un peritaje internacional que garantice de este modo la confianza de la población.

El portavoz gubernamental ha hecho un llamamiento a los habitantes de Cajamarca, “ahora les toca a ellos decidir si aceptan que el diálogo y la negociación remplacen a la violencia”. De este modo Humala consigue una tregua con los manifestantes, y de este modo intentar aumentar su tan dañada popularidad.

Los ciudadanos de Cajamarca iniciaron hace seis días una huelga indefinida en contra de las concesiones concedidas a Yanacocha para la explotación de oro y cobre. Según los campesinos del lugar, esta explotación afecta de forma negativa a sus comunidades, ya que desaparecerían importantes fuentes de agua, un bien utilizado para regar sus cosechas. En concreto se secarían cuatro lagunas, bajo las cuales hay oro y cobre.

Los habitantes de esta urbe, que a pesar de la noticia todavía continuaban, antes del cierre de esta edición, con el bloqueo de las principales vías, han explicado que se verían afectados con este proyecto los circuitos de lagunas que realizan funciones termodinámicas que regulan la temperatura de la zona, lo que afectaría a sus cultivos.

En la provincia de Celedín, las protestas han ido a más, y un grupo de pobladores se enfrentaron con los policías que custodiaban las instalaciones del proyecto minero de Conga, lo que dio como resultado un total de ocho heridos de bala.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA