La falta de acuerdo en la OPEP encarece el barril de petróleo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha concluido su primera reunión de trabajo de este año, sin alcanzar un acuerdo para aumentar su actual producción y conseguir amortiguar la escalada de precios que atraviesa la materia prima desde que comenzaron los combates en Libia. Tras conocerse la falta de acuerdo, el barril de Brent se ha encarecido hasta los 118,56 dólares, un 1,5% más caro que ayer. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha concluido su primera reunión de trabajo de este año, sin alcanzar un acuerdo para aumentar su actual producción y conseguir amortiguar la escalada de precios que atraviesa la materia prima desde que comenzaron los combates en Libia. Tras conocerse la falta de acuerdo, el barril de Brent se ha encarecido hasta los 118,56 dólares, un 1,5% más caro que ayer.

La reunión de la OPEP celebrada hoy en Viena se ha saldado sin acuerdo sobre uno de los puntos más importantes en la agenda de la jornada: el incremento de la producción petrolera para rebajar las tensiones inflacionistas sobre el mercado de futuros de esta materia prima. Los países que defendían un incremento en el bombeo del ‘oro negro’, principalmente las naciones del Golfo Pérsico, se han chocado de bruces con la opinión de algunos de sus compañeros de ‘cartel’ que han apostado por analizar la situación más a largo plazo.

Con esta opción, parecen haberse alineado Irán, Irak, Venezuela y Ecuador, que han impuesto su criterio de mantener el ritmo productivo en 24,8 millones de barriles al día.

La reacción de los mercados no se ha hecho esperar y el barril de Brent se ha pagado al cierre de esta edición un 1,21% más caro que ayer, a 118,16 dólares. Su homólogo americano se ha encarecido un 1,61%. El oro, por su parte se ha mantenido estable en la barrera de los 1.540 dólares por onza.

En los parqués europeos, el protagonismo ha sido para las palabras de Ben Bernake de ayer. La ausencia de pistas sobre los planes de la Fed de alargar o no sus medidas de flexibilidad económica han provocado el rojo en los principales índices del Viejo Continente, que siguen atentos la crisis griega. El parqué ateniense ha sido el más perjudicado y ha cedido un 3,83% en la sesión de hoy. Cerca de su cierre, Milán y Lisboa coqueteaban con retrocesos del 1,5%; París y Francfort con casi un 1% en rojo y Londres se mantenía con caídas de poco más del 0,60% a la misma hora.

Estos movimientos no se repiten en el mercado secundario de deuda. Los bonos españoles han marcado hoy una rentabilidad del 5,36% y un diferencial de 230 puntos básicos frente al ‘bund’ de referencia (3,06%).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA