La empresa de telecomunicaciones ETB vuelve a fracasar en su búsqueda de inversores

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La telefónica ETB, la segunda mayor de Colombia por líneas instaladas, vuelve a perder la oportunidad de conseguir un socio estratégico. Aún así, la compañía, presidida por Fernando Carrizosa, ha anunciado que seguirá en la búsqueda de un inversor. El problema, según declaraciones de Camilo Dauder, analista de Interbolsa, a Americaeconomica.com, “radica en que ETB quiere que el socio gestione pero no controle la compañía”. La telefónica ETB, la segunda mayor de Colombia por líneas instaladas, vuelve a perder la oportunidad de conseguir un socio estratégico. Aún así, la compañía, presidida por Fernando Carrizosa, ha anunciado que seguirá en la búsqueda de un inversor. El problema, según declaraciones de Camilo Dauder, analista de Interbolsa, a Americaeconomica.com, “radica en que ETB quiere que el socio gestione pero no controle la compañía”.

Se trata de la segunda vez que ETB fracasa en la búsqueda de socio estratégico, el cual le ayudaría a financiar la modernización que necesita la telefónica, en un mercado ampliamente competido por compañías internacionales.

La empresa, con una participación en Bolsa de alrededor de un 12% de la compañía, y el resto en manos de la ciudad de Bogotá, no logra atraer a inversores, los cuales no ven atractivo entrar en ETB. Aún así, continúan con la esperanza de hallar un socio inversor.

«Claro que seguimos interesados en la búsqueda del socio ante las nuevas realidades que tenemos del día de ayer por la no presentación de los posibles socios», dijo el presidente de ETB, Fernando Carrizosa, a Caracol radio.

El nuevo inversor se encuentra con una situación muy poco atractiva, ya que por un lado “se encuentra con restricciones estatuarias, que no le permiten realizar modificaciones de estatutos o de marca”, y por otro lado “el proceso no le da la mayoría, el 51% del accionariado, lo que supone no tener el control operativo de la empresa”, afirma Dauder.

Todo el problema se puede resumir en una sola frase, que como dice Dauder: “ETB quiere que el socio gestione pero no controle la compañía”.

El fracaso de ETB se ha visto reflejado en su cotización en Bolsa. Desde el anuncio de esta noticia, las acciones han llegado a caer hasta un 26%, dando clara situación de qué imagen tiene la empresa desde fuera. Es sabido que los accionistas minoritarios (los del 12%) han buscado de todas las maneras deshacerse de sus títulos.

ETB ya ha sido objeto de venta o capitalización hace unos 10 años, pero no pudo ser por la crisis financiera colombiana que llevo a la nación a su pero recesión en mucho tiempo.

«Hay acciones que hemos tomado (…) que permiten darnos un tiempo adicional para sentarnos con nuestra junta y así poder empezar a hacer las nuevas decisiones que se tomen conjuntamente en el seno de la junta directiva de la empresa», concluyó Carrizosa.

Colombia ha sido en los últimos años escenario de una dura batalla entre Telefónica y Slim para hacerse al control de un mercado de 44 millones de habitantes y con un aumento del ingreso por habitante.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA