La crisis del euro en el FMI….

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los problemas de deuda de Europa se tratarán en la reunión del FMI con el BM. El Fondo Monetario Internacional (FMI) y su institución hermana, el Banco Mundial (BM), se reunirán esta semana para tratar de encontrar nuevas soluciones a la crisis de deuda que sacude la zona del euro desde hace ya dos años. A la cita acudirán enviados de Bruselas con dos nombres en sus carteras: España e Italia.

Ni las inyecciones de liquidez a la banca del Viejo Continente realizadas por el Banco Central Europeo (BCE) en las últimas semanas -que han superado, en su conjunto, el billón de euros- ni tampoco la ampliación de los mecanismos de rescate del euro -cuyo presupuesto ya supera con creces los 500.000 millones de euros iniciales- han evitado que los operadores de los mercados financieros hayan puesto contra las cuerdas, en apenas una semana, a las economías de Italia y España.

La prima de riesgo española rozaba a primera hora de este lunes los 430 puntos básicos mientras que la italiana superaba los 380 puntos básicos. Unas cifras que demuestran lo poco que se fían los mercados de ambos países y que, de paso, encarecen los costes de financiación de éstos de manera sustancial.

Por este motivo, sobre la mesa del FMI se encuentra la posibilidad de que la institución amplíe sus propios recursos de préstamo, con el fin de aumentar su «eficacia» y de que actúen a modo de «círculo de protección», en palabras de la directora gerente, la francesa Christine Lagarde.

El Fondo advirtió en enero de que sus recursos para préstamos podían ser escasos si se agudizaba la crisis de la deuda soberana en Europa, y señaló como meta la ampliación hasta los 500.000 millones de dólares (382.202 millones de euros) mediante aportaciones de sus países miembros.

Pero aunque en un principio el FMI se había marcado la meta de alcanzar el medio billón de dólares para aumentar su potencia de préstamo y mantener así a raya posibles tensiones en la zona del euro, sobre todo en los países arriba mencionados, la presión de Washington ha hecho mella y todo parece indicar que esa cifra se quedará finalmente más cerca de los 400.000 millones de dólares (305.760 millones de euros). De esta forma, su capacidad real sería incluso menor, dado que la institución solo puede prestar el 80% de sus recursos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA