La CAF ayuda a Chávez a solventar sus problemas energéticos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Corporación Andina de Fomento (CAF) ayudará al presidente venezolano Hugo Chávez para que pueda solucionar el desastre energético que vive el país, a través de unos créditos valorados en más de 1.000 millones de dólares, que serán destinados a proyectos eléctricos, entre otros. Chávez, que tuvo que presentar la semana pasada un plan energético para evitar el colapso, anunció que está dispuesto a cerrar fábricas si de esta manera se contribuye al ahorro energético del país. La Corporación Andina de Fomento (CAF) ayudará al presidente venezolano Hugo Chávez para que pueda solucionar el desastre energético que vive el país, a través de unos créditos valorados en más de 1.000 millones de dólares, que serán destinados a proyectos eléctricos, entre otros. Chávez, que tuvo que presentar la semana pasada un plan energético para evitar el colapso, anunció que está dispuesto a cerrar fábricas si de esta manera se contribuye al ahorro energético del país.

Los 1.000 millones de dólares que otorgará la CAF a Venezuela se destinarán a proyectos eléctricos, de transporte masivo e infraestructura social.

La CAF ha indicado en un comunicado que el país bolivariano incrementó su capital en el organismo financiero regional, que tiene sede en Caracas, en 380 millones de dólares. Esta cantidad será pagada de aquí a 2017, según quedó reflejado en el acuerdo que firmaron el ministro venezolano de Economía, Alí Rodríguez, y el presidente de la CAF, Enrique García.

Durante los últimos cinco años, la Corporación Andina ha otorgado cerca de 3.000 millones de dólares a favor de Venezuela, donde el 96% ha sido destinado al área de infraestructura económica, social y ambiental, mientras que el 4% restante ha recaído en la micro, pequeña y mediana empresa.

La CAF es una institución financiera multilateral que apoya el desarrollo sostenible de sus países accionistas y la integración regional.

Sus accionistas son Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Colombia, Chile, Ecuador, España, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela, así como 14 bancos privados de la región andina.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA