Humala pausa la erradicación de los cultivos de hoja de coca en Perú

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Humala ha decidido pausar la erradicación de los cultivos de hoja de coca para negociar con el Gobierno estadounidense la ayuda que éste le brinda en la lucha ante el narcotráfico. Ante esta decisión del nacionalista, Washington no ha tardado en pedir explicaciones. La embajadora de EEUU en Lima, Rose Likins, anunció que espera una aclaración completa sobre la medida del político peruano de suspender temporalmente la eliminación de estas plantaciones ilegales en Perú. Humala ha decidido pausar la erradicación de los cultivos de hoja de coca para negociar con el Gobierno estadounidense la ayuda que éste le brinda en la lucha ante el narcotráfico. Ante esta decisión del nacionalista, Washington no ha tardado en pedir explicaciones. La embajadora de EEUU en Lima, Rose Likins, anunció que espera una aclaración completa sobre la medida del político peruano de suspender temporalmente la eliminación de estas plantaciones ilegales en Perú.

El Ministro del Interior peruano, Óscar Valdés, señaló que la pausa se debe a la decisión del Gobierno de rediseñar y reorientar la lucha antidrogas y que «los resultados son los que van a primar al final». Apuntó la determinación de priorizar el control del suministro de insumos para producir droga y la represión al lavado de dinero del narcotráfico.

Perú tiene actualmente más de 61.200 hectáreas cultivadas con hoja de coca, según cifras de las Naciones Unidas, y la cooperación de EEUU ascendió a 70 millones de dólares (48 millones de euros) en 2010 para llevar adelante programas de cultivos alternativos y acciones de interdicción en la selva central. Ricardo Soberón, presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), agregó que «lo que queremos es que la reducción sea permanente y para eso necesitamos evaluar el plan nacional de reducción de cultivos y los instrumentos que se usan para que la población, que está subordinada al narcotráfico, pueda cambiar de estilo de vida».

En cuanto a las distintas cifras disponibles sobre la producción en el Perú, la Oficina de la ONU contra la droga y el delito (UNODC, por sus siglas en inglés) insistió en que la producción total fue de 128.000, de las que 9.000 toneladas de hoja fueron destinadas al llamado “consumo legal” (mascado o como infusiones), lo que explica la cifra de 119.000 toneladas reportadas en el informe de Bogotá.

En Perú la planta de coca es legal, lo mismo que en Bolivia y al contrario que en Colombia, pero la hoja de coca que se consume legalmente no representa ni el 5% del total de hoja cosechada, siendo el resto mayormente destinado al narcotráfico.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA