Humala declara el estado de emergencia en varias regiones cocaleras

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Al mandatario peruano, Ollanta Humala, no le ha quedado otra opción. Los agricultores de la selva de la Amazonía que cultivan la hoja de coca se han puesto en huelga para oponerse a la erradicación de esta planta que propone el mandatario. El gobernante ha decretado el estado de emergencia durante 60 días en la zona afectada por las protestas bajo la justificación de haberse registrado “desplazamientos continuos de remanentes de la organización terrorista Sendero Luminoso”. Al mandatario peruano, Ollanta Humala, no le ha quedado otra opción. Los agricultores de la selva de la Amazonía que cultivan la hoja de coca se han puesto en huelga para oponerse a la erradicación de esta planta que propone el mandatario. El gobernante ha decretado el estado de emergencia durante 60 días en la zona afectada por las protestas bajo la justificación de haberse registrado “desplazamientos continuos de remanentes de la organización terrorista Sendero Luminoso”.

Es la primera crisis social a la que se enfrenta Ollanta después de un mes y medio de mandato. La huelga de los cocaleros, que ya suma su tercer día, ha paralizado a cientos de vehículos y ha provocado enfrentamientos entre manifestantes y la policía, que en dos días dejaron siete detenidos y una decena de heridos.

El nacionalista espera que tras declarar el estado de emergencia disminuyan los conflictos. El objetivo de esta medida es proteger a al población, permitiendo el funcionamiento de los servicios básicos y el normal abastecimiento de alimentos y medicinas, ya que el bloqueo que realizan centenares de campesinos cocaleros afecta a una ruta que conecta el departamento de Ucayali, 600 km al noreste de Lima, con el resto del país.

El estado de emergencia fue declarado en los distritos de Cholón (provincia de Marañón), Monzón (provincia de Huamalíes) y en la provincia de Leoncio Prado en la región de Huánuco, así como en la provincia de Tocache de la región de San Martín y en Padre Abad, en la región de Ucayali.

La plantación de coca en América Latina, un cultivo legal o ilegal, esa en la cuestión. En países como Perú y Bolivia, la siembra de esta planta está permitida, ya que ayuda a la economía de los pueblos indígenas que actualmente también se dedican al cultivo, propio de los colonos de su territorio. Además, en el área andina es habitual que se usen las hojas de coca como analgésico. Sin embargo, el exceso de esta plantación acarrea problemas como el narcotráfico, con el que tienen que lidiar los Gobiernos.

Este año Perú podría sobrepasar a Colombia como el país con mayores plantaciones de coca, según el último documento que proporcionó la ONU (Organización de las Naciones Unidas). El escrito destaca la consolidación del narcotráfico en los países del Cono Sur, la expansión de los cultivos de amapola en México y los avances en la lucha contra el tráfico de drogas en Colombia a expensas de Perú.

Hace tan sólo dos años, ya se pronosticó que Perú, que estaba incrementando sus plantaciones de coca, se convertía en uno de los principales productores de la planta. En estos momentos es el principal exportador de cocaína en el Cono Sur. A pesar de estos datos, pilló por sorpresa la decisión de Humala hace unas semanas, que opotó por pausar la erradicación de los cultivos de hoja de coca para negociar con el Gobierno estadounidense la ayuda que éste le brinda en la lucha ante el narcotráfico.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA