Gran Bretaña vuelve a señalar Venezuela como destino del derrotado Gadafi

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Como ya ocurriera en los primeros momentos de las protestas en Libia, el ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, ha vuelto a insistir en que posee “informaciones creíbles” que sitúan a Muamar Gadafi de camino a Venezuela. El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha sido el principal defensor del dictador libio en los meses que dura el conflicto armado y ha criticado abiertamente la acción militar de la OTAN en el país africano. Como ya ocurriera en los primeros momentos de las protestas en Libia, el ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, ha vuelto a insistir en que posee “informaciones creíbles” que sitúan a Muamar Gadafi de camino a Venezuela. El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha sido el principal defensor del dictador libio en los meses que dura el conflicto armado y ha criticado abiertamente la acción militar de la OTAN en el país africano.

«Sobre si el coronel Gadafi está en Venezuela, no tengo ninguna información que lo confirme, aunque he accedido a alguna información que apunta que está de camino», afirmó el domingo el ministro de Exteriores británico, tras la reunión de emergencia de los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea que abordó la coyuntura en Libia después de que los rebeldes lograran entrar ayer en la capital, Tripoli, y detuvieran a tres de los hijos del dictador.

Ante la escasez de detalles aportados por Hague, responsables del Gobierno británico han matizado que el ministro no se habría referido a «informaciones procedentes de medios de comunicación», sino «a información de otros canales». A colación de estas declaraciones, un diplomático ha confirmado a Europapress que «esta información es creíble».

En febrero de este mismo año, el diplomático británico ya aseguró que Gadafi se encontraba de viaje hacia Venezuela, lo que provocó un aluvión de reacciones internacionales, incluido el rechazo de Nicolás Maduro, ministro de Exteriores venezolano, ante tal posibilidad. Sin embargo, el presidente Chávez se ha convertido, después de que Sudáfrica haya negado que acogerá al dictador, en una de las últimas posibilidades para el libio.

Chávez ha mantenido una actitud crítica con la actuación de la OTAN, que ha apoyado con bombardeos a los rebeldes, en Libia. A esta hora, cuando el gobierno rebelde se encuentra ya en Tripoli y se ha hecho, entre otras cosas, con la televisión nacional, el presidente venezolano sigue acusando a EEUU y Europa de haber perpetrado una “masacre imperialista” en Libia.

El mandatario bolivariano ha defendido a su vez que Venezuela podría ser el próximo objetivo de las potencias económicas. «Pongámonos en manos de Dios para que impida la violencia en Venezuela (…); tenemos que neutralizar los planes de violencia que están cocinando, planes que vienen del imperio yanqui que quiere desestabilizar al país para intervenirlo», ha asegurado.

Por el momento, el paradero de Gadafi sigue siendo un misterio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA