Fuerte división en el PRI por los cambios de Calderón en el Banco Central

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Pese a que en la votación en el Congreso mexicano el opositor Partido Revolucionario Institucional apoyó el nombramiento de Agustín Cartens como presidente del Banco Central; ahora el Instituto de Capacitación y Desarrollo Político (ICADEP), parte del PRI, ha emitido un comunicado en el que se muestra contrario a la decisión de Felipe Calderón. Esto muestra una división en el principal partido opositor del Gobierno de México, una agrupación que ahora mismo ocupa la mayoría del congreso estatal. Pese a que en la votación en el Congreso mexicano el opositor Partido Revolucionario Institucional apoyó el nombramiento de Agustín Cartens como presidente del Banco Central; ahora el Instituto de Capacitación y Desarrollo Político (ICADEP), parte del PRI, ha emitido un comunicado en el que se muestra contrario a la decisión de Felipe Calderón. Esto muestra una división en el principal partido opositor del Gobierno de México, una agrupación que ahora mismo ocupa la mayoría del congreso estatal.

Según han indicado el presidente de este sector del PRI, Ricardo Navarrete Reyes, el responsable del Banco Central mexicano (en referencia al recién nombrado Agustín Cartens), debe procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda y garantizar el adecuado funcionamiento del sistema de pagos.

Navarrete ha opinado que para cumplir estas funciones es necesaria una autonomía que Cartens no tiene, ya que como ex Secretario de Hacienda no dispone de una imparcialidad respecto a Felipe Calderón puesto que formó parte de su Gobierno. Asimismo, desde el PRI han elogiado al anterior presidente del máximo ente financiero de México. Para el partido, Guillermo Ortiz representaba la independencia, autonomía y seriedad que, según ellos, debe tener una institución como el Banco Central.

En el comunicado se comenta también que la elección de Cartens es más política que práctica, por amistad entre el presidente mexicano y el nuevo presidente del Banco Central. Navarrete ha argumentado que la decisión presidencial tiene carácter visceral e intolerante sobreponiendo los intereses y revanchismos personales al interés de México.

Esto reincide en las declaraciones que la semana pasada el responsable del PRD, Alejandro Encina, hacía a Américaeconómica.com en las que afirmaba que Vartens había sido nombrado gracias a su amistad con Calderón.

Por otro lado el PRI se ha mostrado ahora crítico con el nombramiento de Ernesto Cordero como nuevo Secretario de Hacienda del país. Ricardo Navarrete ha explicado que dadas las circunstancias especulativas de la economía mexicana, quien ocupe este cargo debe ser conocido internacionalmente ya que sino no aporta la credibilidad necesaria. Condición que, ha argumentado, no cumple Cordero.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA