Felipe Calderón aumentará las represalias comerciales contra EEUU

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Gobierno de México, Felipe Calderón, ha decidido ampliar la lista de productos estadounidenses a los que se aplicará aranceles, con el fin de presionar al mandatario Barack Obama y poder conseguir un acuerdo definitivo que permita la entrada a EEUU de camiones mexicanos. El ministro de Economía mexicano, Bruno Ferrari, ha asegurado en la prensa local que se trata de una medida para sensibilizar a las autoridades estadounidenses sobre la liberación del transporte de mercancías por carretera, que transporta el 70% del volumen comercial entre ambos países. El presidente del Gobierno de México, Felipe Calderón, ha decidido ampliar la lista de productos estadounidenses a los que se aplicará aranceles, con el fin de presionar al mandatario Barack Obama y poder conseguir un acuerdo definitivo que permita la entrada a EEUU de camiones mexicanos. El ministro de Economía mexicano, Bruno Ferrari, ha asegurado en la prensa local que se trata de una medida para sensibilizar a las autoridades estadounidenses sobre la liberación del transporte de mercancías por carretera, que transporta el 70% del volumen comercial entre ambos países.

Desde la Secretaría de Economía (SE) del país azteca han informado que la nueva lista comprende 99 productos, una decena más que la lista anterior. Según la SE han quitado 16 productos agravados hasta ahora y se han agregado 26 nuevos, “cuidando que ninguno tuviera impacto en las cadenas productivas mexicanas.

La disputa entre México y EEUU se prolonga desde marzo de 2009, desde que Washington impidiera la circulación de camiones mexicanos de mercancías.

El ministro de Economía mexicano, Bruno Ferrari, ha asegurado que su país actúa con apego al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado entre México, EEUU y Canadá, y que está vigor desde el año 1994.

El documento que fijaba que el transporte de mercancías se liberalizaría entre los estados fronterizos en 1995 y por completo cinco años más tarde, nunca se llevó a cabo. Sin embargo, entre 2007 y 2008 se puso en marcha un programa piloto que fue cancelado posteriormente por el Congreso de EE.UU, ante lo cual México decidió castigar a su vecino con el gravamen de diversos productos.

El Gobierno de Barack Obama, a través de un comunicado de la oficina del Representante Comercial, ha lamentado la decisión tomada por México y ha asegurado que “está trabajando con el Congreso para resolver este tema de forma que tome en cuenta las preocupaciones de seguridad y haga honor a nuestras obligaciones comerciales».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA