Evo consigue que la huelga general tenga una escasa participación

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La huelga general indefinida de la Central Obrera Boliviana (COB), la mayor central sindical del país, cuyo objetivo es reclamar un aumento de sueldo, y una nueva ley de jubilación al presidente del Gobierno de Bolivia, Evo Morales, ha contado con una escasa participación. A pesar de que este diario ha intentado ponerse en contacto con alguno de los dirigentes de la COB para conocer las cifras de afluencia a esta huelga, no ha sido posible. La huelga general indefinida de la Central Obrera Boliviana (COB), la mayor central sindical del país, cuyo objetivo es reclamar un aumento de sueldo, y una nueva ley de jubilación al presidente del Gobierno de Bolivia, Evo Morales, ha contado con una escasa participación. A pesar de que este diario ha intentado ponerse en contacto con alguno de los dirigentes de la COB para conocer las cifras de afluencia a esta huelga, no ha sido posible.

A pesar de que los sectores movilizados de la COB han mantenido diferentes encuentros con el Gobierno estos días, han asegurado que continuarán con la huelga puesto que no están de acuerdo con las negociaciones y las soluciones que les propone el Ejecutivo.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha vinculado esta huelga a la embajada de EEUU. «Los que provenimos de la lucha sindical sabemos que una huelga general indefinida tiene contenido político, que sirve para derrocar gobiernos. Desde 2006, los grupos de derecha intentaron golpe de Estado, asesinato y ahora intentan desde adentro, y no dudaría que detrás de eso también puedan estar algunos funcionarios de la embajada norteamericana», ha asegurado García Linera.

Ante esta supuesta conspiración, el secretario de la Central Obrera de Oruro, Jaime Solares, ha asegurado que la caminata «es para reivindicar derechos de los trabajadores. Aquí no hay infiltrados de la derecha. Nada de eso. Es una marcha reivindicativa grande».

La Central Obrera Boliviana (COB), la central sindical de Bolivia, que representa a 2 millones de obreros bolivianos y activistas indígenas, ha decretado una huelga general indefinida para exigir un aumento salarial mayor al del 5%, que estipuló el Gobierno de Bolivia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA