El reto de Correa: atraer inversión extranjera sin desmontar el estado de bienestar ecuatoriano

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha sido reelegido este domingo con una aplastante mayoría y se mantendrá al frente del país durante otro mandato más. En la próxima legislatura, Correa debe enfrentarse a un gran reto: conseguir una importante inversión extranjera para impulsar el incremento económico sin que ello perjudique al estado de bienestar que alcanzó en sus seis años como líder de Ecuador. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha sido reelegido este domingo con una aplastante mayoría y se mantendrá al frente del país durante otro mandato más. En la próxima legislatura, Correa debe enfrentarse a un gran reto: conseguir una importante inversión extranjera para impulsar el incremento económico sin que ello perjudique al estado de bienestar que alcanzó en sus seis años como líder de Ecuador.

Desde que el mandatario llegó al pode en 2007, la pobreza del país se ha reducido significativamente, del 37% al 27% y ha elevado el gasto publico en infraestructuras, sanidad y educación. Sin embargo, el mayor control del Estado en el sector petrolero ha llevado a Ecuador a depender excesivamente del mercado del crudo.

En una nación exportadora de petróleo, los precios del crudo, que rondan los 100 dólares el barril de dicho combustible, han ayudado a elevar el nivel de vida de los ecuatorianos y el estado de bienestar del país líder en gasto social de la región. La riqueza petrolera ha derivado en educación pública, sanidad más accesible y mas kilómetros de carretera.

Pero en estos años la inversión extranjera se ha resentido considerablemente. Parece que Correa está orgulloso de ello, «es mejor no tener que hipotecar el país en nombre de esa entelequia llamada inversión extranjera», ha asegurado en alguna ocasión.

Sin embargo, lo que ahora necesita el país es ‘independizarse’ del petróleo. Para ello se necesita inversión extranjera enfocada hacía la minería y otras industrias. El problema es impedir que ellos puede afectar de alguna manera a sus políticas socialistas.

Correa, quien fue elegido el pasado domingo para un tercer período en la presidencia con el 56,9% de los votos el domingo. Su rival más cercano, el banquero Guillermo Lasso, se quedó lejos con el 23,8%. Precisamente, Lasso, ex jefe del Banco de Guayaquil, prometió durante la campaña electoral ofrecer a las empresas multinacionales términos más favorables, como la abolición del impuesto del 5%, para favorecer la entrada de inversión.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA