El proyecto más importante de Southern Copper en Perú se paraliza durante 90 días

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La minera Southern Copper encuentra problemas en Perú para llevar a cabo uno de sus proyectos más ambiciosos en la región. El Gobierno de Alán García ha llegado a un acuerdo con los campesinos en el que se precisa la suspensión de las operaciones de las obras que la minera realiza en la región de Arequipa durante 90 días, tiempo que se dedicará a elaborar un estudio de impacto ambiental. Los campesinos se han movilizado porque temen que la utilización de las aguas de dos ríos de la zona los deje sin el recurso para sus cultivos. El proyecto, con una inversión de 694 millones de euros, tiene como finalidad elevar la producción de la firma en 120.000 toneladas. La minera Southern Copper encuentra problemas en Perú para llevar a cabo uno de sus proyectos más ambiciosos en la región. El Gobierno de Alán García ha llegado a un acuerdo con los campesinos en el que se precisa la suspensión de las operaciones de las obras que la minera realiza en la región de Arequipa durante 90 días, tiempo que se dedicará a elaborar un estudio de impacto ambiental. Los campesinos se han movilizado porque temen que la utilización de las aguas de dos ríos de la zona los deje sin el recurso para sus cultivos. El proyecto, con una inversión de 694 millones de euros, tiene como finalidad elevar la producción de la firma en 120.000 toneladas.

Miles de campesinos se han movilizado para mostrar su rechazo al proyecto de Southern Copper en Arequipa. Los manifestantes han llegado a cortar durante seis días una carretera de vital importancia para el transporte de mercancía en el sur de Perú. El bloqueo de la carretera ha perjudicado el transporte de personas y mercancías y el Gobierno tuvo que lanzar un ultimátum para que se despejara la vía.

La compañía ha querido dejar claro que nunca contaminarían el agua del rio porque se utilizaría aguas subterráneas de la región sin afectar los cultivos y que construiría una presa. Además, han asegurado que no descartan la posibilidad de desalinizar agua del mar.

Ahora Southern Copper tiene un plazo de 90 días para elaborar un estudio de impacto medioambiental sobre el proyecto minero, conocido como Tía María. Además, se creará una mesa técnica integrada por representantes de los campesinos afectados y de Southern Copper.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA