El presidente del CAF asegura que América Latina necesita emprender para poder crecer

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente ejecutivo del CAF, Enrique García, ha enfatizado durante la presentación de la novena edición del RED el rol del emprendimiento para el desarrollo de la región. El presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Enrique García, ha enfatizado durante la presentación de la novena edición del Reporte de Economía y Desarrollo (RED) el rol del emprendimiento para el desarrollo de la región.

En esta nueva edición se ha titulado “Emprendimientos en América Latina: desde la subsistencia hacia la transformación productiva” y ha sido presentada en Caracas, Enrique García ha señalado que el RED “pretende ser un aporte a la compresión de contribuir al diseño de políticas que impacten positivamente en la generación de empleo y productividad de las economías de la región”.

El estudio refleja la baja productividad en América Latina, hay una gran cantidad de emprendedores unipersonales y microempresas (más del 75%) lo que supone que manejan negocios de menos de cinco empleados, y una escasez de establecimientos medianos y grandes capaces de generar empleos de calidad y aumento de la productividad.

Las microempresas son muchas y emplean a una proporción muy grande de los trabajadores de la región, aunque casi todos en condiciones de informalidad. Esto evidencia un gran contraste entre América Latina y los países más desarrollados.

La encuesta realizada por CAF, que sirve de base para el RED 2013, sugiere que este fenómeno no responde a una menor capacidad para emprender de parte de la población latinoamericana, sino a que en la región existe un mayor flujo de nuevos emprendimientos que surgen como una vía de escape del desempleo por lo que carecen, desde su creación, de potencial productivo y de crecimiento.

Por ello, el presidente del CAF ha subrayado que las experiencias más exitosas sugieren que las políticas públicas deben tener en cuenta la heterogeneidad de la población emprendedora y adoptar un enfoque multidimensional que integre talento empresarial, capacitación laboral, innovación y financiamiento.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA