El Gobierno de Correa logra un éxito internacional con la captura de un miembro de la mafia rusa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La policía ecuatoriana capturó el miércoles a un hombre, presunto miembro de la mafia rusa, capturado por la Interpol. Pese a las cuitas que el Gobierno de Correa mantuvo con los cuerpos policiales por cuestiones salariales, lo cierto es que esta detención parece indicar que esos momentos son pasados. Una buena noticia en mitad de la intensificación, por parte del mandatario, del combate contra el crimen, el narcotráfico y los grupos rebeldes. La policía ecuatoriana capturó el miércoles a un hombre, presunto miembro de la mafia rusa, capturado por la Interpol. Pese a las cuitas que el Gobierno de Correa mantuvo con los cuerpos policiales por cuestiones salariales, lo cierto es que esta detención parece indicar que esos momentos son pasados. Una buena noticia en mitad de la intensificación, por parte del mandatario, del combate contra el crimen, el narcotráfico y los grupos rebeldes.

El ciudadano ruso detenido, a quien se ha identificado como Myasnikov Maxim, de 35 años, se encuentra en la lista de Interpol, quien le imputa cargos por posesión de armas y explosivos. A su vez, Rusia solicitó al país andino su extradición en febrero de 2010 alegando que “está acusado de asesinato de una persona en Rusia y de intento contra dos más (…) Se presume que pertenece a la mafia rusa». Con la detención, será extraditado a su país en las próximas horas.

Ecuador se ha convertido en los últimos años, según EEUU, en un lugar de tránsito de narcotraficantes y criminales, después de que en 2008 el presidente Correa decidiese, en una muestra del internacionalismo que pregona, suspender el visado de ingreso a los extranjeros de cualquier país. Esa normativa fue retocada en 2010 a causa de efecto llamada que provocaba y, desde entonces, nueve nacionalidades deben obtener visado para acceder al país.

En la actualidad, el presidente Correa, con la ayuda de la policía estatal, se encuentra en mitad de un proceso que pretende revertir la corrupción, el narcotráfico y la criminalidad en el país. El pasado mes de marzo, el mandatario afirmó que detendrá el avance del crimen organizado en el país, en reacción al atentado contra dos policías tras desarticular parte de una banda de narcotraficantes. A su vez, anunció que el comandante general de la Policía tiene todo su apoyo para capturar a los autores de este hecho.

En este sentido, las relaciones con la policía, algo turbias en otro tiempo, parecen recorrer un cauce positivo en la actualidad. La detención del supuesto mafioso ruso viene a ratificarlo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA