El Gobierno brasileño endurece la lucha contra la especulación financiera

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Lula ha vuelto a aumentar, por segunda vez en dos semanas, el impuesto sobre las inversiones extranjeras, en esta ocasión del 4% al 6%. Desde el pasado 5 de octubre la tasa ha subido un 200%. Estas acciones, diseñadas para frenar la revalorización del real frente al dólar, que suma un 30% en los últimos 18 meses, parecen haber resultado efectivas, por fin. En una sola sesión, la divisa brasileña se ha depreciado un 3,38% frente al billete verde. El Gobierno de Lula ha vuelto a aumentar, por segunda vez en dos semanas, el impuesto sobre las inversiones extranjeras, en esta ocasión del 4% al 6%. Desde el pasado 5 de octubre la tasa ha subido un 200%. Estas acciones, diseñadas para frenar la revalorización del real frente al dólar, que suma un 30% en los últimos 18 meses, parecen haber resultado efectivas, por fin. En una sola sesión, la divisa brasileña se ha depreciado un 3,38% frente al billete verde.

El gobierno admitió la semana que esta medida, junto al aumento del impuesto sobre las garantías bancarias a los inversores extranjeros en el mercado de futuro, parece que ya han conseguido frenar el rally del real, y no sólo eso, sino que han logrado depreciarlo un 3,38% tras la puesta en marcha de la medida. No sólo eso, el precio de los bonos soberanos brasileños a 10 años ha descendido 0,5%, de 937,94 reales a 932,56.

El Gobierno carioca lleva meses luchando por contener el fortalecimiento de su moneda. Y es que el real se ha apreciado un 5% desde principios de septiembre, y un 30% en los últimos 18 meses, ante lo cual, el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, señaló a la ‘guerra de divisas’ como la causante de este rally.

Esta es la última medida que ha realizado el Gobierno brasileño en su intento de frenar el fortalecimiento del real. Hace dos semanas aumentó un 100% este impuesto, y poco antes Lula contó con la ayuda del Fondo Soberano de Brasil, el cual ha recibido completa libertad para comprar ‘ilimitados dólares’ para hacer efectivo el objetivo de parar la apreciación de la divisa, lo que elevó las reservas internacionales al valor inédito de 281.038 millones de dólares (201.802 millones de euros), registrados el pasado viernes.

La fortaleza del real ha frenado el alza de las exportaciones y ha disparado las importaciones, hasta reducir el superávit comercial del país suramericano en un 36,9% en lo que va de año, hasta los 14.189 millones de dólares, según cifras oficiales que contemplan hasta el pasado viernes, divulgadas hoy.

Al anunciar las nuevas medidas, Mantega aseguró que el Gobierno estudia tomar «otras» acciones para contener el alza del real, aunque no desveló cuáles y aseguró que se van a «dosificar» para asegurarse que la corrección «no sea excesiva».

«Queremos disminuir el apetito, principalmente de los inversores en el corto plazo», argumentó el director de la política económica del Ejecutivo, quien reiteró su apoyo a un acuerdo internacional como única solución a esta «guerra de divisas».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA