El BNDES buscará financiación en el mercado de deuda

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco de Desarrollo Nacional (BNDES), con Luciano Coutinho al frente, podría emitir en lo que queda de año bonos locales a través de su brazo inversor para cumplir con los compromisos que tiene con las empresas brasileñas. Esta venta de bonos tiene como objeto impulsar el flujo de crédito que este año estará especialmente vinculado a impulsar el sector energético del país. El Banco de Desarrollo Nacional (BNDES), con Luciano Coutinho al frente, podría emitir en lo que queda de año bonos locales a través de su brazo inversor para cumplir con los compromisos que tiene con las empresas brasileñas. Esta venta de bonos tiene como objeto impulsar el flujo de crédito que este año estará especialmente vinculado a impulsar el sector energético del país.

El gobierno de Brasil ha transferido 4.400 millones de reales (2.500 millones de dólares) en acciones de empresas como Petroleo Brasileiro, Valle y Centrais Elétricas Brasileiras al BNDES como parte de un proceso de capitalización, según el Estado. No obstante, el propio banco no ha confirmado aún la información.

De confirmarse esta operación, el BNDES podría tener un papel clave en la consolidación del sector energético brasileño. Wagner Bittencourt, director de energía e infraestructuras de la entidad, ya ha asegurado su compromiso con el sector.

De hecho, el banco estatal aumentó los préstamos a esta industria en un 71% hasta los 3.600 millones de dólares durante los primeros siete meses de 2009 respecto al mismo periodo del año anterior. Esta cifra representa un 9% de los préstamos totales que el BNDES otorgó el pasado año.

Según la asociación que representa al sector de distribuidoras, conocida como Abradee, el país cuenta con 64 compañías dedicadas a la distribución de energía.

La mayor firma privada del sector es CPFL, y su consejero delegado, Wilson Ferreira, aseguraba hoy durante una conferencia con analistas que la compañía podría vender nuevas acciones o pedir nuevos préstamos para hacer frente a su objetivo de triplicar su capacidad de generación para conseguir hacerse con una cuota del 25% del mercado brasileño.

Cemig, que ocupa el número dos en el ranking de mayores firmas de energía del país, también habría mostrado su interés por aumentar su participación en diversos distribuidores como Luz.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA