El Banco Central de Argentina, dispuesto a aumentar la oferta de dólares para contentar a la población

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las nuevas medidas impuesta por el Gobierno argentino para controlar la fuga de capitales causaron gran impopularidad entre los argentinos, por lo que el Banco Central del país se está planteando aumentar la oferta de dicha divisa para satisfacer a la población. Las nuevas medidas impuesta por el Gobierno argentino para controlar la fuga de capitales causaron gran impopularidad entre los argentinos, por lo que el Banco Central del país se está planteando aumentar la oferta de dicha divisa para satisfacer a la población.

Para ello, la entidad monetaria estudia imponer tres nuevas medidas para frenar esa fuga de capitales, pero a la vez ampliar la oferta de dicha divisa en el país. Las autoridades del Banco Central de Argentina se han reunido con los diversos directores de bancos en el país para, en primer lugar, volver a reducir el porcentaje promedio que se les exige a las entidades tener guardado en el Central.

La segunda mesura sería ampliar el plazo para cumplir con esa exigencia, que actualmente es mensual para pasarla a trimestral. Y por último, reducir la integración mínima diaria que deben cumplir las entidades del 50% actual al 30%.

Las nuevas normas impuestas por el Ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner para frenar la fuga de capitales provocaron la desconfianza entre los argentinos que retiraron masivamente depósitos por 645 millones de dólares (475 millones de euros).

Esta retirada de dólares se produjo entre el 31 de octubre, cuando se aprobaron las nuevas medidas, y el 4 de noviembre, según confirmó el Banco Central argentino la semana pasada. La entidad monetaria subrayó que los depósitos en dólares bajaron a 15.389 millones (11.333 millones de euros), mientras que los depósitos en pesos casi no se alteraron.

«El aumento en las regulaciones para acceder al mercado de cambios, si bien permite el ahorro de reservas en el movimiento del mercado en el corto plazo, tiene efectos colaterales en el mediano plazo; además, esas regulaciones inciden negativamente en la formación de expectativas que pueden afectar el nivel de reservas”, afirmó un informe del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas presentado el lunes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA