Dilma Rousseff fracasa con sus planes de estímulo de la industria brasileña

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, no ha logrado son sus planes de estímulo impulsar la producción industrial del país, que ha caído por tercer mes consecutivo. Ni el debilitamiento del real ni las medidas de incentivos económicos de la mandataria han conseguido hacer avanzar al sector secundario de la mayor economía de Latinoamérica. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, no ha logrado son sus planes de estímulo impulsar la producción industrial del país, que ha caído por tercer mes consecutivo. Ni el debilitamiento del real ni las medidas de incentivos económicos de la mandataria han conseguido hacer avanzar al sector secundario de la mayor economía de Latinoamérica.

A pesar de los beneficios fiscales para la compra de vehículos y otros bienes duraderos, o la rebaja de los intereses para los préstamos, la industria del automóvil ha sido de las más afectadas. También lo han sido el sector alimentario o de las telecomunicaciones, que han vivido uno de los retrocesos más importantes en el último mes.

Según ha publicado el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la reducción de la producción del 0,95 en mayo respecto a abril, indica que el gigante de la región está viviendo una desaceleración.

El IBGE ha publicado que en abril la producción cayó un 0,4 por ciento. La mayor parte de esta caída se debe a que a la industria de manufacturera , que ha reducido su producción debido a la falta de mano de obra cualificada y a la falta de inversiones en las infraestructuras.

El Gobierno de la presidenta, Dilma Rousseff, pretende animar la economía a través de una rebaja de los intereses a los préstamos, la aprobación de exenciones fiscales a consumidores y empresas y la promesa de que el Ejecutivo aumentará las compras de materias primas y bienes manufacturados.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA