Correa decreta la Ley Seca en Ecuador para luchar contra el alcohol adulterado

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha decretado el Estado de Excepción Sanitaria y la Ley Seca durante 72 horas en todo el territorio del país después de que 24 personas fallecieran y cientos más cayeran enfermas tras ingerir alcohol adulterado durante la pasada semana. La alarma saltó en la provincia de Los Ríos, pero ante la gravedad de la situación, Correa ha decidido poner al país bajo alerta para evitar que más ciudadanos tomaran la bebida, de tipo casera, que, según las últimas informaciones, se encontraba mezclada con metanol, una sustancia utilizada en disolventes o pinturas. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha decretado el Estado de Excepción Sanitaria y la Ley Seca durante 72 horas en todo el territorio del país después de que 24 personas fallecieran y cientos más cayeran enfermas tras ingerir alcohol adulterado durante la pasada semana. La alarma saltó en la provincia de Los Ríos, pero ante la gravedad de la situación, Correa ha decidido poner al país bajo alerta para evitar que más ciudadanos tomaran la bebida, de tipo casera, que, según las últimas informaciones, se encontraba mezclada con metanol, una sustancia utilizada en disolventes o pinturas.

La decisión de poner al país bajo alerta se produjo después de que en una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) se conociera que estaban apareciendo casos de intoxicación no sólo en la provincia de Los Ríos, sino en Pichincha, Tungurahua, Azuay y Santo Domingo de los Tsáchilas. Correa, a través de la cadena nacional ecuatoriana, lanzó un llamamiento a frenar el consumo de alcohol y a que cualquier ciudadano que sintiera síntomas como fuertes mareos o dolores tras la ingesta de alcohol acudiera inmediatamente a un hospital.

«Por favor, cualquier persona que haya ingerido alcohol y empiece a sentirse mal enseguida vaya al centro de salud», señaló Correa en un mensaje a los ecuatorianos. El presidente también afirmó que «basta de tanto alcohol». El estado de excepción está dirigido a facilitar los controles sanitarios y la actividad de la policía y fuerzas armadas del país, y no se aplicará para restringir las libertades y derechos de los ecuatorianos, como ha insistido el ministro de Seguridad, Homero Arellano, ante los medios. La situación se mantendrá 72 horas, después de las cuales se evaluará si es necesario o no mantenerla durante más tiempo.

Según las últimas informaciones de la prensa ecuatoriana, un hombre, en cuya casa las fuerzas del orden han encontrado tanques con el licor, ha sido detenido en el sector de Puebloviejo. Camilo Salinas, director de Salud de la provincia de Los Ríos, ha señalado a los medios que se barajan dos opciones para explicar lo sucedido: la primera es que la fabricación casera del alcohol se haya llevado a cabo de manera errónea, o bien que la introducción del metanol en la mezcla haya sido intencionada.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA