China, al rescate de la venezolana Pdvsa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una vez más, China ha salido al rescate de una empresa latinoamericana. Esta vez ha sido la petrolera venezolana Pdvsa, la que se ha visto ‘beneficiada’ por un millonario préstamo del Banco de Desarrollo de China. Una vez más, China ha salido al rescate de una empresa latinoamericana. Esta vez ha sido la petrolera venezolana Pdvsa, la que se ha visto ‘beneficiada’ por un millonario préstamo del Banco de Desarrollo de China.

Según el diario brasileño Globo, el Banco de Desarrollo de China ha concedido un préstamo de 1.500 millones de dólares (1.119, 40 millones de euros) a la petrolera estatal venezolana PDVSA para sufragar una parte de la construcción de la refinería Abreu e Lima, en Brasil.

La propiedad de esta refinería es conjunta con Petrobras, quién poseerá un 60% de la misma, mientras que Pdvsa poseerá un 40%. Este crédito le permitiría a la venezolana pagar su participación de Abreu e Lima, situada en la costa noreste de Brasil.

Abreu e Lima debería haber empezado a funcionar en 2010 y haber alcanzado plena producción este año -230.000 barriles diarios-, pero todavía se encuentra en fase de construcción. En la actualidad se ha construido un 35% de la refinería.

El motivo de este retraso está en el cumplimiento de los pagos de la petrolera venezolana, lo que ha provocado que Petrobras haya tenido que retrasar algunos de sus proyectos, lo que ha provocado su malestar con el asunto y ha afirmado que continuará con este proyecto “con o sin Pdvsa”.

Pdvsa ha pedido 60 días más para conseguir dar al banco de desarrollo brasileño (BNDES) las garantías de crédito, con el fin de recibir el financiamiento adicional para el proyecto. La petrolera venezolana todavía no ha invertido dinero en el proyecto.

La construcción de dicha refinería se aprobó en el marco de una intensificación de las relaciones entre el mandatario venezolano, Hugo Chávez, y el su homólogo brasileño de entonces, Lula da Silva.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA