China abre su mercado a las multilatinas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Federico Poli, director de la División de Asuntos Económicos de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), ha explicado que las multilatinas -las grandes empresas del continente latinoamericano- no tienen que afrontar graves dificultades a la hora de entrar en el mercado chino. De hecho, para el experto estas son las únicas compañías de la región que pueden asumir por el momento semejante reto. Federico Poli, director de la División de Asuntos Económicos de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), ha explicado que las multilatinas -las grandes empresas del continente latinoamericano- no tienen que afrontar graves dificultades a la hora de entrar en el mercado chino. De hecho, para el experto estas son las únicas compañías de la región que pueden asumir por el momento semejante reto.

«Muchas empresas, a excepción de las multilatinas, no pueden abordar ese mercado todavía», ha explicado Poli durante su ponencia en la segunda jornada del XIII Foro Latibex, organizado por Bolsas y Mercados Españoles (BME) y que tiene lugar esta semana en Madrid. Una opinión que ha compartido Pedro Conesa, el director de Interchina Consulting, una consultora que se dedica a asesorar a las empresas que estudian entrar en la primera economía de Asia: «China cada vez necesita menos del exterior, así que para entrar en el país hay que llevar algo nuevo, especialmente tecnología». Un sector éste que no es precisamente puntero en Latinoamérica.

El economista jefe de Escenarios Económicos de BBVA Research, Juan Manuel Ruiz, ha añadido que para entrar en China, independientemente del tamaño de la compañía, hay que consolidar socios locales.

En cualquier caso, los tres expertos han coincidido al resaltar la importancia cada vez mayor del gigante asiático para la región. «El comercio entre Asia y Latinoamérica se ha multiplicado por nueve en los últimos 20 años», ha explicado Ruiz. Los mayores socios comerciales son China, Brasil y Chile. «En 2014 China desplazará a Europa como el segundo destino exportador del continente», comentó Poli por su parte; el primero seguirá siendo EEUU, pero también perderá terreno.

De cara al futuro, las relaciones entre los dos continentes se basarán en las clases medias, que se incrementarán a ambos lados del Pacífico. En China, según las estimaciones de Interchina Consulting, al año se trasladan 20 millones de personas del campo a la ciudad. A pesar del optimismo reinante en torno a las relaciones entre las dos regiones, Conesa advierte que a Latinoamérica le interesa conseguir una relación «de igual a igual» con el gigante asiático. Y para ello es indispensable que las empresas latinoamericanas entren en China.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA