Chávez expropia las instalaciones de “El Nuevo País”, un diario crítico con su Gobierno

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La expropiación, llevada a cabo por 25 funcionarios de la alcaldía del Municipio Libertador en Caracas, tiene una justificación poco menos que peregrina. Las instalaciones del periódico servirán para albergar y construir casas para seis familias damnificadas por las lluvias de los últimos meses. Rafael Toledo, editor de “El Nuevo País”, lo ve de otra forma. “Es una venganza del Gobierno”, asegura. La expropiación, llevada a cabo por 25 funcionarios de la alcaldía del Municipio Libertador en Caracas, tiene una justificación poco menos que peregrina. Las instalaciones del periódico servirán para albergar y construir casas para seis familias damnificadas por las lluvias de los últimos meses. Rafael Toledo, editor de “El Nuevo País”, lo ve de otra forma. “Es una venganza del Gobierno”, asegura.

El diario es conocido en Venezuela por destapar el presunto acuerdo entre los gobiernos de Venezuela e Irán para la instalación de una base de misiles en la Península de Paraguaná, en territorio venezolano. Esto habría movido a los funcionarios, en palabras de Toledo, a ejecutar una orden de expropiación de las instalaciones del periódico. El editor recuerda que el Estado había intentado expropiar sus propiedades en otra ocasión, pero el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, lo hizo retroceder por tratarse de un medio de comunicación.

Graciela Requena, vicepresidenta ejecutiva del diario, ha señalado que el recinto donde operan los dos rotativos no cumple con las normas básicas para que los afectados por la lluvias puedan residir. A su vez, aseguró desconocer los motivos que han llegado al Gobierno chavista a una medida tan dura, mientras que, como Toledo, consideró que puede deberse a la “línea dura” que el diario ha mostrado con el Gobierno.

Lo ocurrido con “El Nuevo País” coincide con las denuncias de este diario y el periódico alemán “Die Welt”, sobre la suscripción de un acuerdo secreto entre Hugo Chávez y su homólogo iraní Mahmud Ahmadinejad para desarrollar una base militar en la península venezolana de Paraguaná, presuntamente para el lanzamiento de misiles con funciones defensivas. Algo que el Gobierno negó y calificó de “infamia imperialista”.

«Nosotros desmentimos categóricamente esa nueva olla (noticia falsa) que fabrica en sus laboratorios de guerra sucia el imperialismo norteamericano para seguir intentando crear condiciones para agredir a Venezuela», señaló a periodistas el vicepresidente venezolano, Elías Jaua y agregó que el Ejecutivo está dotando a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) del «equipamiento necesario» para «la defensa de la nación» y que va a mostrar parte de este material «en la medida en la que vaya llegando».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA