Brasil vuelve a exigir más poder para los países emergentes en el FMI

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Brasil, presidido por Dilma Rousseff, ha asegurado de cara a la reunión del G-20 que su país podría limitar su contribución al FMI planeado por el organismo sino le aseguran que los países emergentes tendrán más voz. El Gobierno de Brasil, presidido por Dilma Rousseff, ha asegurado de cara a la reunión del G-20 que su país podría limitar su contribución al FMI planeado por el organismo sino le aseguran que los países emergentes tendrán más voz.

El G-20 nació en 1999 tras la crisis financiera asiática para fortalecer los vínculos entre las economías más poderosas y las emergentes. De hecho, de cara a la crisis de 2008 se convirtió en la principal entidad de toma de decisiones, aunque su autoridad se ha visto minada porque los países han perseguido sus propios fines.

Brasil, por ejemplo, quiere apoyarse en su pertenencia al grupo para tener más voz en el Fondo Monetario Internacional (FMI) pues el poder de voto actualmente se encuentra en manos de EEUU y otras potencias. Según un alto funcionario brasileño que no ha querido identificarse, “estamos frustrados, porque hay países que no quieren cambiar el sistema para no perder influencia”.

China, la India, Rusia y México son algunos de los países que aún deben revelar cuánto se comprometerán a entregar al FMI, aunque los montos finales deberían quedar establecidos en la cumbre en Los Cabos. Mientras que los países BRICS (Brasil, China, India, Rusia y Sudáfrica), se reunirán en forma privada el 18 de junio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA