Brasil triplica el déficit por cuenta corriente entre enero y septiembre

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Brasil ha acumulado, en los primeros nueve meses del año, un déficit por cuenta corriente de 35.063 millones de dólares (25.111 millones de euros), casi tres veces más que en el mismo periodo de 2009, cuando se registró una cantidad de 12.061 millones de dólares (8.637 millones de euros), según ha informado el Banco Central brasileño. Según la autoridad monetaria, esta cifra es el resultado de los aumento tanto de las importaciones como del gasto de los brasileños en el exterior. Dos fenómenos propiciados por la revalorización del real frente al dólar. Brasil ha acumulado, en los primeros nueve meses del año, un déficit por cuenta corriente de 35.063 millones de dólares (25.111 millones de euros), casi tres veces más que en el mismo periodo de 2009, cuando se registró una cantidad de 12.061 millones de dólares (8.637 millones de euros), según ha informado el Banco Central brasileño. Según la autoridad monetaria, esta cifra es el resultado de los aumento tanto de las importaciones como del gasto de los brasileños en el exterior. Dos fenómenos propiciados por la revalorización del real frente al dólar.

El déficit por cuenta corriente de Brasil podría llegar a final de año a la cifra de 49.000 millones de dólares (35.092 millones de euros), muy por encima del récord conseguido en 1999 de 33.400 millones de dólares (23.920 millones de euros), según las previsiones del organismo emisor.

Y es que el mes de septiembre ha ampliado el déficit acumulado durante el resto del año, cuando los recursos enviados al exterior superaron los ingresos en 3.850 millones de dólares (2.757 millones de euros), por encima de los 2.452 millones de dólares (1.756 millones de euros) del mismo mes del año pasado.

La diferencia acumulada este año entre los recursos que Brasil envía al exterior y de los que recibe de otros países equivale al 2,39% del producto interior bruto (PIB) del periodo, el doble del 1,13% al que equivalía en los nueve primeros años de 2009.

Además de una fuerte caída del superávit comercial, la expansión de las remesas de ganancias y dividendos de las empresas extranjeras instaladas en el país y los crecientes gastos de los turistas brasileños en el exterior también abultaron el déficit en cuenta corriente.

Como la economía brasileña viene creciendo con fuerza este año, las importaciones subieron significativamente para atender la demanda, y también aumentaron las divisas que las empresas multinacionales envían al extranjero para ayudar a sus matrices.

Respecto al crecimiento del gasto de los turistas brasileños, ha crecido debido tanto al aumento de la renta en el país como a la apreciación del real, que ha reducido los costos de los viajes al exterior.

En los nueve primeros meses del año el gasto del turismo brasileño sumó el récord de 11.460 millones de dólares (unos 8.210 millones de euros), por encima de los 10.890 millones de dólares (unos 7.800 millones de euros) de todo el año pasado.

Pese a su crecimiento, la inversión extranjera en proyectos productivos en Brasil no ha sido suficiente para compensar los mayores gastos con importaciones y remesas al exterior.

La inversión extranjera, que en septiembre sumó 5.390 millones de dólares (3.860 millones de euros), acumuló en lo que va del año 22.630 millones de dólares (unos 16.210 millones de euros), para un crecimiento del 28% frente al mismo período del año pasado, 17.670 millones de dólares (unos 12.655 millones de euros).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA