Brasil supera a España y se convierte en la octava potencia económica mundial

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis internacional, que ha dado una oportunidad a los países emergentes, ha permitido que Brasil desbanque a España como octava economía del mundo. Durante los últimos doce meses el país latinoamericano ha superado los 1,8 billones de dólares, mientras que España aún se recupera de la crisis con 1,5 billones en el PIB nominal en el mismo periodo, según datos recogidos por Bloomberg. El crecimiento brasileño se debe fundamentalmente a la depreciación del real sufrida en 2008, que reanimó las exportaciones, y a la buena relación comercial con China. La crisis internacional, que ha dado una oportunidad a los países emergentes, ha permitido que Brasil desbanque a España como octava economía del mundo. Durante los últimos doce meses el país latinoamericano ha superado los 1,8 billones de dólares, mientras que España aún se recupera de la crisis con 1,5 billones en el PIB nominal en el mismo periodo, según datos recogidos por Bloomberg. El crecimiento brasileño se debe fundamentalmente a la depreciación del real sufrida en 2008, que reanimó las exportaciones, y a la buena relación comercial con China.

Los motivos del crecimiento brasileño se basan en que apenas sufrió dos trimestres de crecimientos negativos entre 2008 y 2009, y, fundamentalmente, en sus exportaciones.

A finales de 2008 se depreció el real en un tercio de su valor, lo que permitió un aumento de las exportaciones. Además, Brasil no depende de EE.UU. respecto a su balanza comercial, hecho que han acusado gran parte de los países en estos años de crisis. Su principal receptor es China, el cual recibe el 13% del volumen total de comercio.

Según el Banco Central de Brasil, el Producto Interior Bruto (PIB) podría crecer 7% este año, y en 2011 podría llegar al 11%.

También debemos buscar otras causas al ascenso de Brasil, como los 193 millones de consumidores del mercado doméstico, donde empieza a aflorar la clase media, que resistió la crisis con tasas de crecimiento de 5,6% gracias en parte al programa Bolsa Familia, según apunta el semanario The Economist. El comercio minorista también fue clave para mantener el crecimiento económico.

Todo lo contrario que España, que lleva siete trimestres de recesión y apenas pudo crecer en 1 o 2 décimas los dos primeros trimestres del año. Con todo ello, aún no se descarta que se termine el año en tasas negativas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA