Antonio Zoido destaca la solidez del Latibex frente a la crisis financiera

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, ha destacado la labor de LATIBEX como la fórmula más eficaz para aquellos que estén interesados en invertir en Latinoamérica. Durante la tradicional comida de Navidad ofrecida por la Bolsa de Madrid, el directivo se mostró orgulloso de que, en el décimo aniversario de este mercado, todos los índices Latibex acumulen una revalorización superior al 70% en el año, gracias al mejor comportamiento de las economías de la región durante la crisis, que ha impulsado la cotización de las grandes compañías de la zona por encima de sus competidores en países desarrollados. El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, ha destacado la labor de LATIBEX como la fórmula más eficaz para aquellos que estén interesados en invertir en Latinoamérica. Durante la tradicional comida de Navidad ofrecida por la Bolsa de Madrid, el directivo se mostró orgulloso de que, en el décimo aniversario de este mercado, todos los índices Latibex acumulen una revalorización superior al 70% en el año, gracias al mejor comportamiento de las economías de la región durante la crisis, que ha impulsado la cotización de las grandes compañías de la zona por encima de sus competidores en países desarrollados.

Solo hay que observar las cifras para comprobar el interés de los inversores por este mercado que agrupa a las empresas latinoamericanas cotizadas en la Bolsa de Madrid. El principal de estos índices, el FTSE Latibex, ha duplicado su valor en lo que va de año. Y lejos de agotarse las oportunidades, los gestores insisten en el atractivo que aún ofrece la región, cuya contribución al PIB mundial va a pasar del 14% al 17% en tres años.

Zoido también ha aprovechado su intervención para pedir al Gobierno español ventajas fiscales y económicas para incentivar las salidas a Bolsa y así “ayudar a ampliar y diversificar el tejido empresarial”.

Zoido aprovehó la ocasión para destacar el fuerte interés que ha despertado el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para las empresas en expansión como nueva opción de financiación “en un entorno de difícil acceso al crédito”.

El presidente de BME detalló que el MAB “ha cumplido en 2009 los dos objetivos fundamentales para los que fue creado: facilitar un instrumento de financiación a las compañías y abrir el abanico de posibilidades para los inversores a nuevos sectores hasta ahora no representados”. “Cuanto más se haga para promover e incentivar la cotización de nuevas empresas ayudará a ampliar y diversificar el tejido empresarial más dinámico y competitivo de la economía española”, añadió.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que “unas nuevas condiciones financieras van a marcar la vida empresarial a partir de ahora”, ya que “para las compañías es clave encontrar fuentes de financiación alternativas al crédito bancario, casi ilimitado, que ha caracterizado el sistema durante los últimos años”.

El presidente de la gestora de la Bolsa también hizo hincapié en las “nuevas reglas de juego para después de la crisis”. Zoido indicó que cualquier nuevo sistema deberá sacar de la sombra los productos financieros complejos. “Lo que no se puede ver, no se puede supervisar adecuadamente”.

Así, adelantó que BME va a crear un registro para una amplia variedad de instrumentos financieros negociados OTC, en línea con la reciente comunicación de la Comisión Europea, destinado a fomentar un mayor control, seguridad y transparencia en la negociación de estos productos. El nuevo producto estará operativo en el ámbito español y su diseño y desarrollo está realizado con vocación internacional y con capacidad para ser compartido en otros mercados o implantado en otros países.

Zoido también aprovechó su discurso para reafirmar su apuesta por los mercados organizados, “que ofrecen a sus emisores y a los inversores unas condiciones para operar a largo plazo de una manera segura, eficiente y transparente”. “Ciertas estrategias comerciales de nuevos proyectos en el ámbito de la compra-venta de acciones tiene un efecto particularmente negativo en tiempos de crisis.

Producen una fragmentación no sólo del mercado sino que pueden además dificultar el mecanismo de formación de precios y, hasta la fecha, no suponen aportación alguna a la financiación de las compañías”, explicó el máximo responsable de la gestora de la Bolsa, quien recordó que en la contratación de acciones y frente a otras alternativas, la Bolsa española mantiene el 99% del total negociado en valores españoles.

Zoido también quiso recordar que el consenso de los analistas mantiene un moderado optimismo respecto a la evolución de los mercados bursátiles para el próximo año que, tras dos ejercicios consecutivos muy convulsos, parece ofrecer mejores perspectivas para la renta variable, algo que abre un espacio para la confianza y para la recuperación económica. En este escenario, el presidente de BME aseguró que el mercado de valores español se encuentra “bien preparado” para abordar las estrategias que considere oportunas en el futuro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA