América Latina tiene un futuro brillante, según el banco español BBVA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

José Luis Escrivá, economista jefe del BBVA, ha asegurado que América Latina “ha establecido unas bases económicas muy sólidas y tiene un futuro brillante”. El banco español calcula que el crecimiento del subcontinente rondará el 4% en 2011 gracias a la generalización de las políticas de estabilidad macroeconómica que han llevado a cabo la mayoría de sus Estados. Escrivá, en conferencia dentro del Foro Latibex que se celebra en Madrid, ha aconsejado la inversión en sus economías. José Luis Escrivá, economista jefe del BBVA, ha asegurado que América Latina “ha establecido unas bases económicas muy solidas y tiene un futuro brillante”. El banco español calcula que el crecimiento del subcontinente rondará el 4% en 2011 gracias a la generalización de las políticas de estabilidad macroeconómica que han llevado a cabo la mayoría de sus Estados. Escrivá, en conferencia dentro del Foro Latibex que se celebra en Madrid, ha aconsejado la inversión en sus economías.

El economista jefe del BBVA ha expuesto los cambios que, en su opinión, han situado a los países de Latinoamérica entre los más apetecibles, “junto con una selección de países asiáticos”, para realizar inversiones. Según Escrivá, la manera en que las economías del subcontinente han respondido a la actual crisis financiera, al contrario de lo como lo hicieron a lo largo de la década, demuestra la estabilidad que han adquirido.

“En 2004 las economías de América Latina reaccionaron mal ante las subidas de interés en EEUU” comentó Escrivá que, por el contrario, consideró que nada de esto ha ocurrido en la actual crisis financiera. “Una muestra de la estabilidad macroeconómica que reina en los países latinoamericanos es la confianza de los inversores ante los cambios de ciclo electoral. Durante la década, ante cada proceso electoral, se producía una incertidumbre que ahora no se da”, aseguró el economista.

En este sentido, Escrivá recordó que las anteriores turbulencias globales habían provocado una sequía de inversión en la región y un aumento de las primas de riesgo. América Latina no ha sufrido un proceso similar en esta ocasión. Más bien al contrario, según datos de la CEPAL, la inversión extranjera directa ha crecido n 16% en los primeros 6 meses del 2010. Otro de los puntos flacos, el precio de la commodities, se ha mantenido en números razonables durante esta crisis financiera y, según Escrivá, seguirán así por el momento, algo que facilita la labor de los gobiernos latinoamericanos.

Los buenos datos no son, según el economista jefe del BBVA, fruto de la casualidad. Los gobiernos latinoamericanos “han podido establecer políticas anticíclicas durante la crisis. La región ha podido bajar los tipos de interés y ha practicado una política fiscal prudente a lo que estímulos se refiere”. Al referirse a Argentina y su elevada inflación, ha recordado que Israel fue capaz de mantener subidas del precio de la vida muy elevadas con grandes crecimientos. Consideró que la inflación próxima al 25% puede deberse a la prudencia fiscal durante varios años.

“El comercio intrarregional está próximo a un gran estallido gracias al crecimiento de las clases medias”, consideró el economista. “América Latina tiene en su proximidad con Asia una ventaja competitiva, su países tienen mercados internos potentes que deben ser incentivados, la renta per cápita ha crecido mucho en los últimos años, sus gobiernos han sabido mantener la inflación a raya y han realizado grandes mejoras fiscales. Latinoamérica tiene un futuro brillante. Ha construido unas bases muy solidas”, aseguró Escrivá, que aconsejó la inversión en los países latinoamericanos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA