Lula sigue al frente de la encuestas y se impondría en primera vuelta con el 45 por ciento de los votos

Lula da Silva

Lula da Silva

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva continúa de manera holgada al frente de las encuestas de intención de voto para las elecciones de octubre de este año con el 45 por ciento en primera vuelta, muy por delante del actual jefe del Estado, Jair Bolsonaro, que obtendría el 23 por ciento de los apoyos.

El sondeo de Genial/Quaest muestra cuatro escenarios posibles y en todos Lula vencería en primera vuelta. Desde que recuperara sus derechos políticos hace ahora algo más de un año, ha sido siempre favorito para relevar a Bolsonaro pese a que todavía no ha presentado de manera oficial su candidatura.

La novedad en este último sondeo es la mejora del candidato del Partido Democrático Laborista (PDT) Ciro Gomes. El que fuera ministro de Integración Nacional con Lula lograría el 7 por ciento de los votos, la misma cifra que el exjuez y otrora aliado de Bolsonaro, Sergio Moro.

Mucho más atrás queda el gobernador de Sao Paulo y precandidato del PSDB, Joao Doria, con el 2 por ciento, al igual que André Janones, candidato de Avanté, uno de los partidos aliados de Bolsonaro en esta legislatura.

Simone Tebet es la única mujer que aparece en el sondeo, con un testimonial 1 por ciento en intención de voto para su candidatura por el Movimiento Democrático Brasileño (MDB). Por otro lado, un 5 por ciento de los electores estarían todavía indecisos, mientras que el 8 por ciento de la papeletas serían nulas.

En una hipotética segunda vuelta, el expresidente Lula vencería en todos los escenarios posibles, con un 54 por ciento en el caso de que Bolsonaro fuera su rival y con el 52 por ciento si fuera Moro. En caso de que fuera Ciro su rival, se impondría con el 51 por ciento y hasta con el 55 por ciento si es Doria.

El director de Quaest, Felipe Nunes, ha destacado que los electores de Lula y Bolsonaro están mucho más decididos a votar por ellos, mientras que los de Ciro, Doria y Moro, todavía evidencian ciertas dudas, por lo que no sería de extrañar el voto útil de los electores de Moro para Bolsonaro y de Ciro para Lula, y con ello el fin de la «tercera vía» a la que han estado apelando estos candidatos.

BOLSONARO, SUSPENSO

En lo que respecta a la aceptación de Bolsonaro, los datos de esta última no son muy dispares a los mostrados en enero y diciembre del año pasado. En está ocasión, el presidente brasileño cuenta con un rechazo del 51 por ciento, llegando incluso al 61 por ciento en algunas regiones del norte y noreste.

El 53 por ciento los encuestados opina que el Gobierno de Bolsonaro es peor de los que esperaban. En lo que se refiere a su gestión, un 80 por ciento desaprueba como ha manejado la inflación, mientras que un 65 por ciento considera que no lo ha hecho bien durante la pandemia y otro 62 por ciento considera que ha sido ineficaz en la lucha contra la corrupción.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA