La UE ve la situación en Venezuela «totalmente diferente» y aspira a cambiar su posición

Unión Europea

Unión Europea

La Unión Europea considera que la situación política en Venezuela es «totalmente diferente» con importantes cambios los últimos meses en la esfera nacional, con el cese del presidente ‘encargado’ Juan Guaidó, y regionales con la restauración de las relaciones con Colombia y Brasil, y es por ello que aspira a cambiar su posición hacia Caracas.

Así lo ha señalado un alto cargo de la UE antes de la reunión de ministros de Exteriores del bloque del próximo lunes en la que el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, pondrá sobre la mesa la situación de Venezuela y su intención de adaptar la política europea a la nueva realidad del país sudamericano.

«La situación es totalmente diferente, no sé si la UE va a adaptar su política, pero habrá una reflexión del Alto Representante sobre ello, ¿Qué haces cuando cambian las circunstancias?», ha expuesto el alto funcionario.

Fuentes diplomáticas explican que entre las herramientas que maneja la UE está reavivar el Grupo de Contacto con Venezuela para retomar las relaciones con Caracas y tratar de influir en una salida democrática a la crisis.

EL RÉGIMEN DE MADURO, MENOS AISLADO

El análisis de la diplomacia europea incide en que los últimos seis meses se han producido cambios de calado como el restablecimiento de relaciones con Colombia y Brasil tras la llegada de los gobiernos progresistas de Gustavo Petro y Luiz Inacio Lula da Silva. «El régimen de Nicolás Maduro está menos aislado que hace unos años», concluye el alto cargo europeo.

A esto se añade los cambios internos en la oposición venezolana, con el cese de Juan Guaidó como presidente ‘encargado’ y la nueva fase de reorganización de la oposición a Maduro. También pesan los movimientos diplomáticos de Estados Unidos o de España y Portugal que han restituido a sus embajadores en Caracas.

En este mismo contexto, la UE mira con atención la marcha de las conversaciones en México entre Gobierno y oposición y el propio Borrell dio a entender que si se producen avances en el diálogo sobre la celebración de elecciones democráticas, libres y justas en Venezuela podrían darse pasos para aligerar las sanciones.

«Estamos dispuestos a revisar las sanciones impuestas al Gobierno de Nicolás Maduro si se avanza en el diálogo», afirmó en diciembre el jefe de la diplomacia comunitaria. Fuentes europeas subrayaron entonces en que las sanciones se impusieron por el deterioro de la democracia en el país y son «reversibles o aumentables en función de la evolución de la situación».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA