Tensión en Mercosur

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Vuelve la tensión por los aranceles entre los principales socios de Mercosur. Medios brasileños apuntan que el gobierno podría tomar represalias comerciales si Argentina adopta las medidas arancelarias que se prevén para el próximo mes. Este roce surge a raíz de un comentario del ministro de Comercio Exterior brasileño, Fernando Pimentel, que ha declarado que es difícil lidiar económicamente con los argentinos a pesar de que tienen buenas relacione políticas con ellos. Vuelve la tensión por los aranceles entre los principales socios de Mercosur. Medios brasileños apuntan que el gobierno podría tomar represalias comerciales si Argentina adopta las medidas arancelarias que se prevén para el próximo mes. Este roce surge a raíz de un comentario del ministro de Comercio Exterior brasileño, Fernando Pimentel, que ha declarado que es difícil lidiar económicamente con los argentinos a pesar de que tienen buenas relacione políticas con ellos.

Argentina aplicará el próximo 1 de febrero un nuevo trámite para importar productos al país. Los importadores argentinos deberán presentar una Declaración Jurada de Importación (DJAI), para poder introducir en el país productos destinados al consumo. Una medida que resultará una traba a la importación, que el Gobierno ha realizado con el fin de controlar el comercio exterior y mantener el superávit comercial durante esta época de desaceleración global.

Respecto a este tema, Gobierno argentino ha asegurado que el superávit que Brasil tiene en el comercio bilateral «no amerita» las quejas que Brasilia ha vertido sobre las supuestas dificultades para los intercambios con Argentina.

Estas declaraciones surgen dentro de la tensión que puede haber causado en el gobierno argentino la visita entre el gobierno argentino con el británico, con el que se disputan la soberanía de las islas Malvinas.

El ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota y su homólogo británico, William Hague, se han reunido esta semana para compartir su posición común para que se eliminen barreras del comercio internacional. Según los responsables de exteriores, esas medidas podrían ayudar a promover los intercambios comerciales y podrían acelerar el fin de la crisis financiera global.

El ministro de exteriores del Reino Unido, William Hague añadió su compromiso con las ayudas a los países en desarrollo. El Reino Unido colabora con Brasil en programas conjuntos que desarrollan en Kenia.

Por su parte Patriota pidió que los británicos cooperen en la difusión de la llamada “economía verde” y también de la Conferencia de las Naciones Unidas para el desarrollo sustentable Río+20 que se celebrará en Río de Janeiro.

El ministro brasileño también agradeció la ayuda que le brinda el Reino Unido a favor de un programa que facilita el ingreso en las 50 mejores universidades del mundo. Alrededor de 10.000 estudiantes brasileños viajarán este año para realizar estudios universitarios en las islas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA