Evo cede

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Evo Morales ha tenido finalmente que ceder. El presidente de Bolivia, tras la presión a la que se ha visto sometido por los distintos sindicatos de trabajadores que han organizado importantes huelgas y protestas, les ha ofrecido un aumento salarial para el sector privado y un incremento del salario mínimo nacional. Evo Morales ha tenido finalmente que ceder. El presidente de Bolivia, tras la presión a la que se ha visto sometido por los distintos sindicatos de trabajadores que han organizado importantes huelgas y protestas, les ha ofrecido un aumento salarial para el sector privado y un incremento del salario mínimo nacional.

Por ese motivo, el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora, ha propuesto a los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) un incremento salarial para salud y educación del 8% en el sector privado y un aumento del 20% en el salario mínimo.

Aunque esto no ha bastado para los sindicalistas, que aseguraron que esto no es suficiente y no cubre la realidad de lo que han planteado, según el máximo dirigente de los sindicatos, Juan Carlos Trujillo.

Los sindicalistas han advertido que considerarán rotas la negociaciones si el mandatario convierte la última oferta que les ha ofrecido como definitiva mediante la publicación un decreto de ley del próximo martes 1 de mayo, día del Trabajo.

Durante estas últimas semanas Morales ha tenido que afrontar diversas protestas laborales muy sensibles. Entre ellas una huelga de personal sanitario así como un paro de un sindicato mayoritario. Como anécdota, fuentes oficiales señalan que hasta ha habido crucifixiones de protesta.

Los médicos y demás personal de los centros de salud de Bolivia reclamaban cambios en la nueva reforma legal que ha impulsado Evo Morales porque modificaría su jornada laboral. Se quejan porque pasarán de trabajar 6 horas al día a 8. Su huelga es indefinida hasta que lleguen a un acuerdo con el Gobierno.

Por su parte COB pide multiplicar por 10 el salario mínimo interprofesional del país. En la actualidad perciben 813 bolivianos (90 euros) al mes y desean percibir 8.000 bolivianos (891 euros). Por su parte, el ministro de Trabajo, Daniel Santalla, advirtió a los huelguistas que todos los paros que no tengan un acuerdo de servicios mínimos, serán considerados ilegales.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA