Twitter, la herramienta perfecta para los inversores

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La red social Twitter se ha convertido en un fuerte aliado de los inversores a la hora de comprar acciones. Hasta el momento, los proyectos bursátiles surgían a través de acuerdos fuera de la Red. Tras la llegada de los medios sociales, un amplio colectivo del sector financiero se dedica a rastrear a las empresas donde tienen previsto invertir a través de Twitter o Facebook. De este modo, las nuevas herramientas se utilizan como motor de búsqueda, información y promoción de sus planes. La red social Twitter se ha convertido en un fuerte aliado de los inversores a la hora de comprar acciones. Hasta el momento, los proyectos bursátiles surgían a través de acuerdos fuera de la Red. Tras la llegada de los medios sociales, un amplio colectivo del sector financiero se dedica a rastrear a las empresas donde tienen previsto invertir a través de Twitter o Facebook. De este modo, las nuevas herramientas se utilizan como motor de búsqueda, información y promoción de sus planes.

No todos los inversores usan del mismo modo esta red social. Por ejemplo, en el Reino Unido tienen una forma muy peculiar de analizar el sector financiero. Un fondo de inversión se basa en los estados de ánimo de los usuarios de Twitter. Analizan los mensajes que cuelgan los ‘twitteros’ y estudian la actitud que tienen (positiva, alegre, animada, pánico, etc) hacia la empresa o los precios de las acciones. La evolución de los resultados demostró que hay una correlación del 87% entre el contenido de los mensajes y los movimientos de la bolsa.

Se trata de un programa diseñado por el profesor Johan Bollen de la Universidad de Indiana. Una medida bastante acertada, aunque no sea una cierta exacta. Se sabe que indicadores como la confianza de los consumidores o el sentimiento de los empresarios son capaces de mover los índices de la sesión en que se publican. Y a este fondo de inversión le está dando buenos resultados. La compañía se está haciendo de oro analizando millones de mensajes colgados en Twitter para predecir patrones en los precios de las acciones.

El plan de Bollen utiliza un sistema parecido al de Rockola, la radio online a la carta. Esta emisora ofrece todo tipo de música a los usuarios en función de su estado de ánimo. La misión tanto de Bollen como el de esta herramienta musical es interactuar con los usuarios a través de la Red y brindar el mejor servicio. Y es que la música que escuchen las personas puede influir mucho en la actitud de las personas. Por ello, acertar con la música influye un poco, aunque de manera indirecta, a que los ‘twitteros’ hablen bien o mal de una compañía.

Twitter proporciona una atractiva visión sobre la cultura de una empresa y su viabilidad. Por ejemplo, la cuenta de una ‘startup’, un negocio de funcionamiento limitado, creado por emprendedores que tratan de levantar compañías con el fin de aportar un desarrollo económico positivo a su país, permite obtener el grado de su popularidad y visibilidad con los otros usuarios.

Los ‘tweets’ no mienten. Gracias a ellos puedes ver si los usuarios están contentos con un producto o servicio y si ese producto o servicio cubre realmente la necesidad para la que fue creado. Otros se dedican a buscar inversores en las plataformas sociales. Por ejemplo la empresa Venture Hacks. Según su fundador, Babak Nivi, los inversores provenían sobre todo de Twitter y blogs. Utilizó los medios sociales como recurso para negociar acuerdos y crear una relación activa y directa con otros emprendedores que buscaban lo mismo que buscaba él.

SproutBox, otro grupo de inversores fundado por Mike Trotzke, también usa los medios sociales como fuente primaria para conocer las posibilidades de un nuevo negocio. Sin embargo, no sólo los nuevos empresarios necesitan tener un buen “karma online” y perfiles de usuario intachables. Los inversores necesitan construir y gestionar su propia reputación online. De ahí que la imagen de marca sea algo fundamental hoy en día para las empresas. Muchas de ellas se sirven de Twitter para crear su perfil y ensalzarlo al máximo.

Por mucha notoriedad que la empresa intente construir, no sirve de nada sin el ‘boca a boca’. Un factor indiscutible a tener en cuenta. Si ofreces un buen servicio o un buen precio, es importante que los usuarios hablen de ti, y si no lo hacen ‘face to face’, para eso está Twitter.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA