‘Tarjeta amarilla’ para Brasil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ONG pro Derechos Humanos Amnistía Internacional (AI) ha condenado a Brasil por la represión policial contra una manifestación pacífica en San Paulo, que coincidió con el partido inaugural del Mundial de Fútbol y en la que al menos dos periodistas resultaron heridas. La ONG pro Derechos Humanos Amnistía Internacional (AI) ha sacado ‘tarjeta amarilla’ a Brasil por la represión policial contra una manifestación pacífica en San Paulo, que coincidió con el partido inaugural de la Copa Mundial de Fútbol 2014 y en la que al menos dos periodistas resultaron heridas, entre ellas la corresponsal de la cadena de televisión estadounidense CNN.

«Sacamos tarjeta amarilla a la Policía militar por haber agredido a manifestantes pacíficos en vez de garantizar su derecho de manifestación y su seguridad», ha señalado el director de la AI en Brasil, Atila Roque, informa Europa Press.

«Las autoridades brasileñas deben investigar sin demora por qué se ha hecho uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos, poner a los responsables a disposición judicial y asegurarse de que no vuelva a ocurrir», ha añadido.

Según la organización humanitaria, agentes de la Policía militar habrían lanzado gas lacrimógeno y granadas aturdidoras contra manifestantes que protestaban de forma pacífica en Sao Palo, a 10 kilómetros del estadio en el que se jugaba el partido inaugural de la Copa Mundial de Fútbol 2014.

’Tarjeta amarilla a Brasil’

Amnistía acudió el pasado de junio a la Embajada de Brasil para presentar las firmas que demandan que se proteja el derecho de manifestación y exigir que «se deje de usar la violencia» durante las protestas contra la celebración del Mundial de fútbol, en las que piden mayor inversión en los servicios sociales.

La ONG ha realizado una campaña de recogida de firmas a nivel mundial, bautizada como ‘Tarjeta amarilla a Brasil’, y organizado actos simbólicos de entrega en importantes capitales de todo el planeta, así como en Brasilia. En total, se han recogido 90.000 firmas, de las que 20.000 proceden de España.

«El Gobierno brasileño ha puesto en peligro el derecho de manifestación con el uso de la fuerza. Se han llegado a usar armas de fuego. Además, el uso de armas ‘menos letales’ (gas lacrimógeno y pelotas de goma) ha provocado que dos fotógrafos hayan resultado heridos, de los que uno ha perdido un ojo», señaló el pasado 5 de junio el director de Amnistía en España, Esteban Beltrán, ante la Embajada de Brasil en Madrid, después de que la legación diplomática no recogiese las firmas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA