Sospechas de fraude

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La empresa estatal brasileña Embraer se ha visto obligada a emitir un comunicado para defender el precio que le cobró a Aerolíneas Argentinas por la venta de 20 aviones. Intenta así responder a la investigación que ha puesto en marcha la justicia argentina ante los indicios de un presunto fraude detectados en la operación. El negocio se realizó poco después de que Estado argentino recobrara el control de la compañía aérea tras expropiarsela al grupo español Marsans. La empresa estatal brasileña Embraer se ha visto obligada a emitir un comunicado para defender el precio que le cobró a Aerolíneas Argentinas por la venta de 20 aviones. Intenta así responder a la investigación que ha puesto en marcha la justicia argentina ante los indicios de un presunto fraude detectados en la operación. El negocio se realizó poco después de que Estado argentino recobrara el control de la compañía aérea tras expropiarsela al grupo español Marsans.

Desde la compañía brasileña han asegurado que el coste que se estableció para cada avión superó los 30 millones de dólares y, además habría que sumar otros cuatro en concepto de operación. También han apuntado que Argentina compró adicionalmente un kit de repuestos, configuración del equipo, instrucción, entretenimiento de abordo (incluye pantallas individuales de ultima generación en todos los asientos) y equipamiento externo para la puesta en marcha.

En el comunicado de Embraer, sus portavoces también han indicado que el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social (BNDES) de Brasil autorizó un crédito de más de 640 millones de dólares a Aerolíneas Argentinas y Austral para la compra de los 20 aviones. Esta cantidad equivale al 85% del valor de las aeronaves.

Pero, por el momento, en Argentina la investigación continúa, después de que la justicia realizará un registro el martes 30 de abril en las oficinas de Aerolíneas Argentinas, cuyo resultado aún no se ha hecho público. Es una acción más de las emprendidas desde que a mediados de marzo, los investigadores judiciales empezaron a buscar pruebas sobre el supuesto reparto de comisiones que se habrían repartido para cerrar esta polémica operación valorada en un total de 690 millones de dólares.

Según ha publicado el diario argentino La Nación, la sospecha surgió a partir de los indicios aportados por un denunciante anónimo que hizó llegar las pruebas tanto al rotativo como al juez Sergio Torres, en los que se implica a Manuel Vázquez, el asesor del ex secretario de Transporte de Argentina Ricardo Jaime, en la adquisición de aviones para Aerolíneas Argentinas.

Hasta ahora, el nombre de Vázquez no había aparecido en la causa abierta por la compra de estos 20 aviones a Embraer. Como tampoco dos documentos que los ejecutivos de la compañía argentina enviaron al entonces primer presidente de Aerolíneas Argentinas tras la salida del grupo español, propiedad de Gerardo Díaz Ferrán, de la compañía en 2008 y actual ministro de Justicia, Julio Alak. En ambos textos alertaban al directorio sobre el precio excesivo de la operación.

El fiscal Gerardo Di Masi, por lo pronto, inició la investigación sobre Vázquez. Pidió que la Jefatura de Gabinete informe si el presunto socio de Jaime cumplió funciones en el sector público. Y, de ser así, durante qué período lo hizo y si en tal carácter participó de alguna manera en la operación de compra de aviones que se investiga.

Pero no es la primera vez que Vázquez se topa con la justicia argentina. En otra ocasión se fue investigado por presunta evasión tributaria, falsificación de firmas y otros supuestos delitos. Y desde el año pasado, un juez revisa su presunta relación en la compra del polémico avión Lear Jet que le costó el cargo a Jaime, como también en la adquisición de un yate de lujo cuyas comodidades también disfrutó el ex secretario de Transporte.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA