Siempre Brasil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La revalorización del real impulsó el beneficio de Telefónica el pasado año, según ha asegurado el director financiero de la compañía, Santiago Fernández Valbuena, en una entrevista a la agencia Dow Jones Newswires. Brasil ya es el principal motor de crecimiento de la operadora española, mientras que otras empresas como el Banco Santander han logrado allí grandes resultados en 2010. La revalorización del real impulsó el beneficio de Telefónica el pasado año, según ha asegurado el director financiero de la compañía, Santiago Fernández Valbuena, en una entrevista a la agencia Dow Jones Newswires. Brasil ya es el principal motor de crecimiento de la operadora española, mientras que otras empresas como el Banco Santander han logrado allí grandes resultados en 2010.

La crisis de la deuda soberana en Europa ha debilitado a la moneda única, mientras que las divisas latinoamericanas han registrado fuertes revalorizaciones. Muchas empresas, entre ellas Telefónica, tienen motivos para celebrar este hecho, al menos en lo que se refiere a su cuenta de resultados. El año pasado, tanto el real brasileño como el peso mexicano ganaron alrededor de un 13% contra el euro.

La compañía que preside César Alierta, que presentará sus resultados del ejercicio 2010 el próximo 25 de febrero, capta la mitad de sus ingresos en la zona del euro (sobre todo por la filial española y alemana), pero fuera de la región cuenta con negocios significativos: O2 en el Reino Unido contribuye con más del 10% de los ingresos del grupo, un 17% Brasil, un 3% México y un 20% el resto de países latinoamericanos.

Pero la debilidad del euro también tiene otras consecuencias, como el encarecimiento de la deuda. Según afirma Fernández Valbuena, este hecho elevó en 1.900 millones de euros las necesidades de financiación de Telefónica en el tercer trimestre del año pasado con respecto al segundo.

El 70% del endeudamiento de Telefónica está denominado en euros, entre el 10 y el 12% en libras esterlinas y el resto en dólares, reales brasileños y otras divisas.

La compañía española también recibe buenas noticias en EEUU. Su elevada rentabilidad por dividendo y unas perspectivas de crecimiento por encima de sus competidores han puesto de moda a Telefónica en Wall Street. Varios blogs financieros, como seekingalpha.com, o el afamado columnista de Market Wacht, Mark Hulbert, recomiendan invertir en el valor. Sus acciones, que cotizan en la Bolsa de Nueva York en la modalidad de ADR como todas las empresas extranjeras, acumulan una rentabilidad del 11,46% en los últimos doce meses.

Los títulos de Telefónica en Wall Street cotizan a 25,42 dólares (18,71 euros al cambio actual) después de haber reducido el precio con un ‘split’ para ganar liquidez. Cada ADR de la compañía se ha convertido en tres, algo que no ha afectado a su valor o a su capitalización. Así, el precio de sus acciones en Wall Street se ha ajustado con el del mercado europeo.

También al igual que en Europa, el gigante que preside César Alierta ocupa los primeros puestos del ranking de rentabilidad por dividendo en EEUU: ofrece un 6,7%, superior al del resto de compañías del sector en la primera potencia económica. Así, la rentabilidad para el accionista de AT&T es del 6,1% y la de Verizon del 5,4%. Además, el beneficio por acción de la española ha subido un 25,6% en los últimos cinco años frente a la subida del 0,83% de la media del sector.

Por su parte, el Banco Santander, por medio de su filial, Bradesco, ha hecho de Brasil uno de sus principales focos de ganancias. Según los resultados presentados recientemente, el banco presidido por Emilio Botín registró en país latinoamericano un beneficio de 7.382 millones de reales (4.196 millones de dólares al cambio promedio del año) durante 2010 con un crecimiento de 34% sobre 2009.

Tercer mayor banco privado brasileño, el Santander aumentó sus activos en 18,6% el año pasado, que alcanzaron 374.663 millones de reales (unos 212.961 millones de dólares), según el comunicado. A nivel global, los beneficios del banco español, líder en la zona euro por capitalización bursátil, cayeron 8,5% en 2010 en relación al resultado del año anterior, a 11.300 millones de dólares. Sin embargo, en América Latina treparon un 25%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA