Shell tensa su pulso contra Cristina Fernández

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las estaciones de servicio de Shell mantienen los precios que fijaron para este mes pese a la Resolución firmada por el Secretario de Comercio Interior argentino, Guillermo Moreno, que ordenaba anular la subida. La empresa anglo-holandesa ha contraatacado con un recurso ante la Justicia argentina a fin de que se declare nula la medida que considera arbitraria e ilegal. El Gobierno ha denunciado lo que, en su opinión, es un alza de precios con intenciones políticas. Las estaciones de servicio de Shell mantienen los precios que fijaron para este mes pese a la Resolución firmada por el Secretario de Comercio Interior argentino, Guillermo Moreno, que ordenaba anular la subida. La empresa anglo-holandesa ha contraatacado con un recurso ante la Justicia argentina a fin de que se declare nula la medida que considera arbitraria e ilegal. El Gobierno ha denunciado lo que, en su opinión, es un alza de precios con intenciones políticas.

La resolución para que las petroleras dejen sin efecto los últimos incrementos fue aprobada el pasado día 2 de febrero y, según recoge su articulado, entraba en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial. Sin embargo, informa la prensa local, las estaciones no han recibido comunicación oficial para volver a los precios vigentes el 28 de enero y mantienen las subidas fijadas por las petroleras.

Shell ha decidido mantener sus precios en las estaciones argentinas y recurrir la ilegalidad y arbitrariedad de la Resolución 13/2011 ante la justicia. Como ya hizo el pasado año, cuando el Ejecutivo argentino congeló los precios durante cerca de cinco meses, la petrolera ha presentado un recurso de amparo al considerar que la medida del Gobierno vulnera el derecho de la empresa de fijar sus propios precios, así como una medida cautelar para que suspenda la aplicación de dicha norma.

Fuentes de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburo y Afines a la República Argentina (C.E.C.H.A) han manifestado a América económica que se “trata de un enfrentamiento que desde hace 5 años mantiene el Gobierno nacional con la empresa Shell que perjudica seriamente a los expendedores, quienes no cuentan con un marco estable para su actuación”. Consideran además que “más allá de la legalidad o no de la Resolución, el Gobierno no debería congelar los precios mediante un decreto, sino que debería buscar una comunicación más fluida con Shell para evitar el perjuicio al sector”.

A partir del 1 de febrero en toda la red de estaciones de Shell en Argentina comenzaron a facturarse los combustibles con un incremento de entre el 2 y el 3’6%. Aunque el incremento en las tarifas de los carburantes fue anunciado por Shell, las principales petroleras que operan en Argentina, Petrobras y Esso, mantienen los precios en niveles similares a los de la compañía anglo-holandesa. Éstas, además, ya habían anunciado previamente la necesidad de revisar los precios, debido al incremento que ha tenido el precio del barril a nivel internacional, especialmente desde que estalló la crisis en Egipto, que ha situado al crudo en niveles que no se veían desde 2008.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA