Semana de altercados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Esta semana ha sido la más dura para los estudiantes chilenos. Más de 300 personas han sido detenidas en el marco del paro nacional de 48 horas que tuvo lugar los días 18 y 19 de octubre, en el que contaron con el apoyo de trabajadores sanitarios y la Unión Portuaria. Esta semana ha sido la más dura para los estudiantes chilenos. Más de 300 personas han sido detenidas en el marco del paro nacional de 48 horas que tuvo lugar los días 18 y 19 de octubre, en el que contaron con el apoyo de trabajadores sanitarios y la Unión Portuaria.

Santiago de Chile ha amanecido en los últimos días con duros enfrentamientos entre los carabineros y grupos de encapuchados que levantaron barricadas y prendieron fuego a mobiliario urbano. Tanto llegó a ser el descontrol, que el Gobierno de Piñera decidió invocar una ley creada por Pinochet: la Ley de Seguridad del Estado. Esta ley permite reprimir con mayor fuerza las manifestaciones y encarcelar a los responsables, si se trata de huelgas ilegales. Además, aplicando dicha norma, las penas pueden ser mayores y convierte en delitos algunas actividades que no figuran como infracciones en el código penal.

Los estudiantes acusaron al Gobierno de invocar una ley que no era necesaria, ya que no existía tal caos en el país como para invocarla. Cristóbal Lagos, Secretario General de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, afirmó que ésta es una ley que se creó por un gobierno militar para reprimir y asustar a la gente y que es lamentable que un gobierno democrático la invoque. Además, añadió que la aplicación de esta ley está injustificada ya que “no hay una situación de caos ni de extrema violencia en el país”.

En referencia a los actos de violencia, los estudiantes se desvincularon de las mismas. “Hay gente que está cometiendo el error y haciéndole el juego al Gobierno y cayendo en la violencia porque también hay mucha rabia y frustración luego de cinco meses de movilizaciones, pero no tienen nada que ver con el movimiento”, afirmó Lagos.

El jueves, la Intendente metropolitana, representante del gobierno en la región, Cecilia Pérez, hizo un balance de las personas detenidas durantes estos siete meses de protestas. Según el informe oficial, 1.713 personas han sido detenidas en las 108 marchas convocadas en la capital, de las que 12 están presas y 348 han sido querelladas. El resto tienen medidas cautelares. Según las estadísticas oficiales, hasta mediados de septiembre pasado 949 de los 1.713 detenidos eran menores de edad.

A pesar de los actos de violencia acontecidos esta semana, el Gobierno chileno ha asegurado que estas manifestaciones no van a desembocar en una en una situación de violencia incontrolada. «No va a haber un estallido social», aseguró el ministro portavoz, Andrés Chadwick, mostrándose convencido de que la discusión del presupuesto para 2012 permitirá destrabar este conflicto.

Por último, la presidenta de la Fech, ha recordado que el movimiento que están llevando a cabo es una lucha “por del futuro de nuestro país. Para construir las bases y el sistema educacional hay que garantizar gratuidad y calidad para el desarrollo». Además agradeció el apoyo manifestado por las cerca de 200.000 personas (según datos de la Fech) que acudieron a las manifestaciones convocadas el miércoles en distintas ciudades del país. Además, ha reiterado que el Gobierno es el culpable de esta situación ya que “nos ha cerrado las puertas”. También vaticinó que “esta lucha no se resolverá este año”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA