Seis años después

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Chile va a emitir bonos globales de deuda, denominada en dólares, en el mercado internacional al menor tipo de interés de su historia. La colocación chilena de 1.000 millones de dólares (765,357 millones de euros), después de 6 años sin usar el billete verde, supone la confirmación del buen estado de salud del país latinoamericano. Chile va a emitir bonos globales de deuda, denominada en dólares, en el mercado internacional al menor tipo de interés de su historia. La colocación chilena de 1.000 millones de dólares (765,357 millones de euros), después de 6 años sin usar el billete verde, supone la confirmación del buen estado de salud del país latinoamericano.

La noticia ha sido anunciada por el ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, que diseño la operación junto al coordinador de Finanzas Internacionales de esta cartera, Ignacio Briones, y representantes de los bancos colocadores: Citigroup, HSBC y JPMorgan Chase.

La colocación de 1.000 millones en la divisa norteamericana, a 10 años, se pudo colocar a un tipo de interés del 3,89%, sólo 90 puntos basicos más que la rentabilidad actual de los bonos comparables del Tesoro norteamericano, con una demanda aproximada de 5.700 millones de dólares (4.362 millones de euros).

En los mercados secundarios, la rentabilidad de los bonos chilenos a diez años denominados en dólares (1,53%) es la más baja de las emisiones comparables de América Latina, muy por debajo de las cifras como el de Brasil (2,95%), actualmente el país sudamericano más poderoso económicamente, y se iguala a países europeos como España o Italia.

La emisión de bonos soberanos entra dentro de los planes para financiar la reconstrucción del país, tras el terremoto del pasado 27 de febrero, en el que fallecieron cerca de 500 personas y se produjeron daños en las infraestructuras del país, valorados en 30.000 millones de dólares (22.960 millones de euros).

Además, el país sudamericano también ha emitido deuda en su moneda nacional. En esta divisa, Chile ha colocado bonos por valor de 3.800 millones de pesos (398 millones de euros), a un tipo de interés del 5,5%, 60 puntos basicos por debajo, de la rentbilidad que marca actualmente la deuda viva comparable en los mercados secundarios. Esta es la primera vez que el país presidido por Sebatián Piñera coloca deuda en pesos en el mercado internacional.

El ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín informó que se espera que las emisiones queden totalmente terminadas el próximo 5 de agosto de 2010. Ambos bonos, de 10 años de plazo, vencerán el 5 de agosto de 2020.

Desde el gobierno chileno califican esta operación como histórica, y considera que marca el inicio de un proceso de internacionalización de la moneda chilena.

Además, Chile ha presentado una solicitud para inscribir los bonos en la Bolsa de Luxemburgo, por lo que estos instrumentos también podrán negociarse en los mercados europeos de renta fija.

Algunos analistas admiten que las emisiones certifican el buen momento económico que vive el país, con una previsión de crecimiento del PIB situada entre 4,5% y 5% para este año.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA