Se busca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro venezolano de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, se ha comprometido en nombre del Gobierno a esclarecer en el menor tiempo posible los hechos acaecidos el pasado miércoles, durante el ataque y posterior secuestro que sufrieron el actual presidente de la patronal Fedecámaras Noel Álvarez y otros tres altos cargos de la organización, entre quines estaba también la ex-presidenta Alvis Muñoz . El ministro venezolano de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, se ha comprometido en nombre del Gobierno a esclarecer en el menor tiempo posible los hechos acaecidos el pasado miércoles, durante el ataque y posterior secuestro que sufrieron el actual presidente de la patronal Fedecámaras Noel Álvarez y otros tres altos cargos de la organización, entre quines estaba también la ex-presidenta Alvis Muñoz .

El Aissami ha dicho que los mejores especialistas en materia de homicidios y criminalística ya se encuentran recabando pruebas en el lugar de los hechos. El ministro ha informado en un comunicado oficial que el director del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalistas (Cicpc), el comisario Wimer Flores Trosel, es la persona encargada de las investigaciones.

De momento, la investigación avanza rápido. Fuentes del Ministerio han confirmado a este diario que los investigadores “han logrado recuperar el vehículo que fue robado por los asaltantes, con lo que se espera que próximamente puedan disponer de más datos con los que poder atrapar a los delincuentes”.

Además, la prensa cercana al oficialismo ha recogido otras declaraciones de Aissami en las que el ministro ha expresado que sería lamentable que las personas, a raíz de este hecho puntual, utilicen esta situación de dolor para golpear al Ejecutivo.

Uno de los afectados, el presidente de Fedecámaras, Noel Álvarez, ha explicado ha Americaeconomica.com su versión sobre los hechos acaecidos el miércoles por la noche. Según el, a eso de las 11:30 de la noche Álvarez (horal local); el propio Noel Alvárez, la ex presidenta de la Patronal, Albis Muñoz; el director ejecutivo, Luis Villegas; y el tesorero, Ernesto Villasmil; se dirigían en un vehículo a la sede del gremio, después de cenar, cuando les adelanto e interceptó una furgoneta de color plateado y les comenzaron a disparar cinco sujetos encapuchados.

Tras este lance resultó herida con tres impactos de bala Albis Muñoz. Después los asaltantes trasladaron a los cuatro representantes de la patronal a su vehículo, los maniataron y pusieron boca abajo y durante aproximadamente dos horas los tuvieron dando vueltas no se sabe por dónde.

A la primera que liberaron fue a la malherida Muñoz, a quien cree Álvarez que dejaron cerca de un hospital. Mucho más tarde fueron abandonados él y los otros dos secuestrados, cerca de un club situado en La Rinconada (Caracas).

Álvarez ha informado a este medio de que “los asaltantes les golpearon en repetidas ocasiones y que se ensañaron especialmente con el tesorero, al que llegaron a partir la boca, que después de Albis Muñoz, es el que más grabe se encuentra.

El presidente de la patronal desconoce la razón del ataque, pero creen que se trataba de un secuestro para obtener un rescate, el cual finalmente no obtuvieron. El directivo no descarta que se haya tratado de “un ataque para amedrentarlos”, a pesar de que fueron despojados de algunas de sus pertenencias.

Álvarez espera que se atrape pronto a sus asaltantes y ha pedido por ello a las autoridades locales que “lleven a cabo una investigación seria, fuera de la política, en la que se pueda desvelar lo ocurrido”.

Los últimos datos, facilitados por las autoridades pertinentes, informan que los indicios recolectados hasta este momento apuntan a que el móvil es el robo, aunque no se han descartado por el momento ninguna hipótesis.

Álvarez ha asegurado que los cuatro directivos se encuentran fuera de peligro, incluso la peor parada Albis Muñoz, aunque tienen el cuerpo muy dolorido a causa de los golpes.

Los medios locales señalan que la ex presidenta será trasladada del hospital Pérez Carreño a la clínica de las Acacias, en donde será intervenida del disparo en el abdomen otro en el pecho y un último en los brazos, aunque no se teme por su vida.

Ahora sólo hay que esperar a que los investigadores ofrezcan nuevos datos que aclaren lo ocurrido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA