Reunión en Perú

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) que se celebra en Perú ha quedado un tanto deslucida por las ausencias de algunos mandatarios de países que impulsaron esta asociación en el pasado. La Cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) que se celebra en Perú ha quedado un tanto deslucida por las ausencias de algunos mandatarios de países que impulsaron esta asociación en el pasado.

A las ausencias anticipadas de los presidentes de Brasil, Venezuela y Bolivia, Dilma Rousseff, Hugo Chávez y Evo Morales se ha unido la de la mandataria argentina, Crisitna Fernández de Kirchner, a la que sustituye el vicepresidente Amado Boudou.

En la reunión de ayer el principal tema de discusión fue la agenda, en la que Paraguay fue el principal tema de debate, en concreto la destitución del presidente Fernando Lugo.

A pesar de su ausencia, la presidenta Fernández de Kirchner le había anticipado a su par peruano, Ollanta Humala, que plantearía la necesidad de consolidar un frente común ante el “colonialismo judicial” demostrado por los fallos favorables que obtuvieron los fondos buitre contra el país que preside.

El encuentro de los mandatarios (desgajado por culpa de las ausencias ya señaladas) estuvo presidido por el hermetismo. En el hotel suizo del barrio de San Isidro en Lima, las vallas y los controles policiales así lo señalaban.

Al inicio del encuentro el ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo, señaló el cambio que se está viviendo en Latinoamérica. “Estamos viviendo la hora de América latina. La crisis esta vez nos encuentra unidos y con una visión clara y determinada sobre nuestro camino y destino común”.

Aunque no todo fue fraternidad y buenas relaciones, pues el ánimo se vio sacudido por la decisión de Colombia de denunciar el Pacto de Bogotá y dejar así de someterse al arbitrio de la Corte Internacional de La Haya para dirimir un conflicto limítrofe con Nicaragua.

A pesar de que Nicaragua no forma parte de Unasur el desplante de Juan Manuel Santos ha hecho que ministros de Perú y Chile, que también se encuentran en medio de un arbitraje, asegurasen que aceptarán el veredicto de La Haya.

En cualquier caso, mientras los cancilleres analizaban el informe sobre la situación en Paraguay desde que asumió la presidencia Federico Franco, los limeños se preocupaban por otro rumor: el peligro de un tsunami.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA