Reforma energética

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Día a día se van conociendo nuevos datos sobre la reforma energética del presidente de México, Enrique Peña Nieto. En esta ocasión se ha sabido que la Secretaría de Energía ha decidido que Petróleos Mexicanos (Pemex) se queda con el 83% de los yacimientos de gas y petróleo del país. Día a día se van conociendo nuevos datos sobre la reforma energética del presidente de México, Enrique Peña Nieto. En esta ocasión se ha sabido que la Secretaría de Energía ha decidido que Petróleos Mexicanos (Pemex) se queda con el 83% de los yacimientos de gas y petróleo del país.

Este total incluye todos los yacimientos de gas y petróleo que ya está explotando la compañía. De hecho, Pemex ya había pedido al Gobierno continuar con los trabajos que ya había empezado.

Dichas novedades vienen a ser el resultado de la llamada ronda cero, una frase preliminar en la reforma que permite a Pemex una especie de ‘gracia’ en la que tiene e derecho a mantener el control de todo un listado de yacimientos antes de que el mercado energético se abra a la inversión privada.

Este proceso de liberalización, según espera el Ejecutivo mexicano, podría atraer una inversión pública y privada de unos 76.000 millones de dólares en los próximos diez años.

Las peticiones de Petróleos Mexicanos suponen el pistoletazo de salida para que Pemex se convirtiese en una empresa productiva del Estado. Así las cosas, la petrolera se quedará con el 83% de las reservas ya en explotación y el 21% de los recursos prospectivos que se encuentren en exploración.

Una vez solucionado esto, las empresas multinacionales, que asisten con expectación a las posibilidades que está apertura del negocio energético mexicano les pueda otorgar, tendrán a su disposición el 79% del mercado de prospección y el 17% de los yacimientos probados y probables.

Esta nueva etapa supone la colaboración entre lo público y lo privado, se espera (de hecho que del total de inversión esperada, “cerca de 33.000 millones de dólares corresponden a 10 proyectos en los que Pemex se asociará con empresas privadas”.

Así lo ha comentado el director general de la compañía, Emilio Lozoya durante el acto en el que se hicieron públicos los resultados. “Socios que por su alto valor técnico o estratégico, complementarán el capital o nuestra capacidad operativa. Con ello, buscamos una mayor generación de valor y disminución de riesgo asumido por Pemex2, ha agregado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA