Recupera el trono

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El magnate mexicano de las telecomunicaciones, Carlos Slim, ha recuperado el número uno del ranking elaborado por la revista Forbes. Un puesto que durante unos meses ocupó Bill Gates. Al fundador de Microsoft, Bill Gates, le ha durado poco el título del hombre más rico del mundo. El magnate mexicano de las telecomunicaciones, Carlos Slim, ha recuperado el número uno del ranking elaborado por la revista Forbes. Un puesto que durante unos meses ocupó el empresario tecnológico.

Según la publicación, la fortuna de Slim alcanza los 79,6 billones de dólares (unos 59 billones de euros). Gates el sigue muy de cerca, por lo podría asomar de nuevo la cabeza en el ‘trono’: cuenta con 79,1 billones de dólares. (58,48 billones de euros).

El ascenso del mexicano en la lista se debe al aumento del valor de las acciones de su principal grupo empresarial, la operadora América Móvil, en el mercado financiero. Esto ha supuesto también el incremento del valor de los títulos que Slim posee de la compañía.

Y es que la empresa de telecomunicaciones anunció esta semana que había adquirido el control de poco más de la mitad de Telekom Austria, la mayor ‘teleco’ del país europeo, con lo que refuerza su presencia en el mercado del Viejo Continente.

Sin embargo, también se dio a conocer recientemente que el multimillonario tiene pensado deshacerse de un 30% de América Móvil en México, donde concentran el 35% de las ventas globales de la ‘teleco’.

Una decisión con la que pretende adaptarse a las reformas que ha emprendido el presidente del país centroamericano, Enrique Peña Nieto, para acabar con el monopolio de las comunicaciones. Una nueva ley que está en proceso para su puesta en marcha y ya ha sido promulgada por el mandatario.

El magnate también ha sido esta semana por sus propuestas para relanzar la economía. En un acto en Paraguay, ha recomendado implantar una semana laboral de solo tres días, trabajando once horas por jornada y elevando la edad de jubilación (en el caso de Paraguay), como fórmula para combatir el desempleo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA