Políticos y sindicatos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El líder de Congreso del Trabajo (CT) y la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Joaquín Gamboa Pascoe, ha advertido al Senado que si cambia la ley laboral para introducir la transparencia y democratización sindical, “quedará congelada en la Cámara de los Diputados”. El líder de Congreso del Trabajo (CT) y la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Joaquín Gamboa Pascoe, ha advertido al Senado que si cambia la ley laboral para introducir la transparencia y democratización sindical, “quedará congelada en la Cámara de los Diputados”.

Todo esto se ha sabido por una carta que leyó el senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Armando Neyra. En ella, el líder de tres millones de trabajadores además de quejarse por la ley en sí misma, llevó el asunto al terreno personal, porque en su escrito atacó al antiguo secretario de Trabajo y actual senador del Partido de Acción Nacional (PAN), Javier Lozano Alarcón.

Le acusó de haber emprendido ataques contra el sindicalismo y de “cometer errores constantes como secretario de trabajo, que le llevaron de fracaso en fracaso”. Entre estos “fracasos” enumeró la ofensica contra el líder del sindicato minero, el cierre de la mina Pasta de Conchos y la cancelación del Sindicato Mexicano de Electricistas.

Aunque no se quedó allí, sino que señaló también el tema de “la cancelación de la empresa Mexicana de Aviación”. Según él, “Lozano permitió que sus rutas las aprovechasen empresas mexicanas y extranjeras, y dejó a miles de trabajadores en el desempleo”.

Para él, “la reforma es anticonstitucional porque viola la autonomía de la Constitución”. La ley, que regulará la externalización del trabajo, una práctica que se ha extendido en los últimos años en México sin un marco normativo específico, introduce nuevas modalidades de contratación por horas, entre otras medidas.

Insistió en que una reforma constitucional que podría permitir la desaparición de la autonomía sindical “no es objeto de la reforma laboral”. Consideró, de nuevo en honor a Lozano, que “no puede concluirse el documento sin reclamar su ofensa a las empresas y sindicatos”.

A raíz de estas declaraciones, el senador del PAN ha contestado. “Empantanar la reforma laboral es de una gran irresponsabilidad. Les están fallando el cálculo o los reflejos, porque en febrero de 2006 nosotros no estábamos en el Gobierno, de modo que no pudimos cerrar esa mina”.

Para rematar la faena, Lozano Alarcón consideró que su opositor no sabe de lo qué habla. “El Sindicato Mexicano de Electricistas no fue el que desapareció, fue Luz y Fuerza del Centro. El SME sigue vivo, vigente, y sus registros ahí continúan”, se ha quejado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA