Paso a paso

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El jefe negociador de la guerrilla de las FARC, Iván Márquez, ha comentado que las negociaciones con el Gobierno colombiano presentan avances, pero son modestos. Ha comentado que hay 25 páginas redactadas sobre los acuerdos parciales. El jefe negociador de la guerrilla de las FARC, Iván Márquez, ha comentado que las negociaciones con el Gobierno colombiano presentan avances, pero son modestos. Ha comentado que hay 25 páginas redactadas sobre los acuerdos parciales.

De hecho, el portavoz ha señalado, en concreto, que en estos momentos, “después de catorce ciclos de intercambios en los que las FARC han puesto sobre la mesa cerca de 200 propuestas mínimas para resolver los problemas rurales y los de participación política y ciudadana, los alcances son modestos”.

Este anuncio ha coincidido con el principio de la jornada número 15 de negociaciones en la Habana, después de que el número uno de esa guerrilla, alias Timochenko, anunciara la semana pasada que su equipo en Cuba haría un informe sobre el estado de las conversaciones de paz

El diario El País ha señalado que la versión de Timochenko ha generado una dura reacción el Gobierno, que ha tildado su iniciativa de “amenaza”, puesto que el líder de la guerrilla quiere que Colombia y el mundo sepa lo que está ocurriendo “de verdad” en el proceso.

Además, como recuerda el diario español, existen acuerdos de confidencialidad alrededor del proceso y que si finalmente existe la versión de las FARC, se estaría incumpliendo este acuerdo.

Ante esta contingencia, Márquez ha asegurado que “el acuerdo dice que las discusiones de la mesa no se harán públicas y para nada se refiere a lo convenido. Por ello jamás hemos objetado o nos han incomodado los informes que de manera particular el gobierno da a los gremios, a los militares o a la opinión en general”

Aunque no es el único problema del que se ha quejado la guerrilla, pues también se han quejado del comportamiento del Estado colombiano, que no debería poder ser “juez y parte” a la hora de solucionar el conflicto.

La guerrilla ha señalado que a pesar de que el Ejecutivo ha reconocido su responsabilidad en el conflicto, las cosas no terminan de cuajar.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA